Zverev admite que se saltó el protocolo de Roland Garros y jugó con 38 de fiebre


Alexander Zverev cayó eliminado en octavos de final de Roland Garros tras perder ante Jannik Sinner, pero sigue dando que hablar en Francia porque ha admitido que jugó el partido con 38 de fiebre, lo que choca con el protocolo de seguridad establecido en Francia, que dicta que una persona con esta temperatura corporal debe aislarse durante siete días y realizarse una prueba del COVID-19. 

“No debí jugar este partido, estaba con 38 de fiebre”, reconoció Zverev tras el duelo ante el italiano, que se resolvió en cuatro sets (3-6, 3-6, 6-4 y 3-6), cuando también admitió que “casi no puedo respirar, como podéis escuchar por mi voz. Tengo fiebre. Tenía 38 por la noche o por la tarde”.

El alemán, sexto cabeza de serie del ‘Grand Slam’ parisino, se sometió al último test de la Federación Francesa de Tenis el pasado martes día 29 y arrojó un resultado negativo.

Además, desde la organización del ‘Grand Slam’ parisino apuntaron que el alemán no consultó a los servicios médicos antes de salir a la cancha para medirse con Sinner.

Zverev, que durante tuvo que pedir atención médica y se tomó una pastilla debía haberse realizado un nuevo test el mismo domingo, antes del encuentro ante Sinner, no quiso especificar la fecha de su último control, pero sí confesó que se encontraba “completamente enfermo” tras el duelo de tercera ronda ante Cecchinato.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook