Una torpeza del jefe negociador del Gobierno británico para el ‘brexit’ en un bar deja al descubierto los planes de May


La primera ministra británica, Theresa May.
Neil Hall / EFE

Un descuido de Olly Robbins, jefe negociador del Gobierno británico para el brexit, en una conversación en un bar, ha dejado al descubierto los que serían los planes de Theresa May de cara al brexit: o el Parlamento apoya el plan presentado por la primera ministra o respalda un largo aplazamiento de la aplicación del proceso de salida de Reino Unido.

Este mensaje fue trasladado por Robbins a varios colegas este martes por la noche en una conversación privada en un bar de un hotel de Bruselas, según informó un un corresponsal de la cadena de televisión ITV News, que logró escuchar las palabras de la conversación.

Robbins se encontraba en el bar de un hotel de Bruselas hablando en voz alta con dos colegas y varios de los presentes en la sala pudieron escuchar lo que decía, según el reportero de la cadena de televisión británica. “Durante esa conversación, Olly Robbins dijo que, en su opinión, espera que los parlamentarios o apoyen el acuerdo de May o la prórroga de las conversaciones con la Unión Europea”.

En concreto, el jefe negociador británico señaló que los parlamentarios tendrán que pronunciarse en marzo a favor de un acuerdo revisado del proceso de salida de la Unión Europea o respaldar un aplazamiento significativo del brexit. “La cuestión es si Bruslas es clara en los términos de la prórroga”, aseguró Robbins. “Al final probablemente nos darán una prórroga”, señaló, según el relato de ITV News.

El mensaje de Robbins constrasta con la posición que ha mantenido la primera ministra británica, Theresa May, quien ha subrayado que Reino Unido abandonará la Unión Europea en la fecha inicialmente prevista, el 29 de marzo, y ha descartado negociar para un aplazamiento de la aplicación del brexit.

En su conversación, Robbins dijo que confía en que el temor a una demora del brexit pueda hacer que los parlamentarios se centren y apoyen el plan de May.”Tenemos que hacerles cree que la semana que termina marzo la prórroga es posible pero que si no aprueban el acuerdo, la prórroga será larga”, indicó.

“El enfrentamiento grande se centra en la red de seguridad”, afirmó Robbins, en referencia al plan de salvaguarda para evitar una frontera estricta entre el Úlster e Irlanda. “Nosotros acordamos un puente pero ha aparecido como una red de seguridad”, apostilló.

Un portavoz del Gobierno británico consultado por ITV News ha rechazado pronunciarse sobre las palabras de Robbins con el argumento de que no habla sobre conversaciones privadas. “El Gobierno está centrado en garantizar las mejoras que el Parlamento necesita para aprobar un acuerdo para que podamos salir de la Unión Europea el 29 de marzo”, ha subrayado.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook