Un lugar dedicado para aquellos que sufren de autismo o trastornos neurosensoriales


El aeropuerto de Pittsburgh, en Pensilvania, ofrece una sala especial para personas con autismo. El espacio incluye una réplica del interior de un avión para que niños y adultos con autismo puedan familiarizarse con el aparato antes de abordarlo. Además, en la sala se proyectan imágenes en movimiento que promueven la tranquilidad.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook