Trump aplica guerra económica a Irán


El Gobierno estadounidense ha anunciado este lunes la imposición de contundentes sanciones contra el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, así como contra ocho comandantes de alto rango de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) con las que espera lograr que el país persa ponga fin a su programa nuclear, informa AFP.

Las nuevas medidas restrictivas privarán a Jamenei de acceso a “recursos financieros clave”, especificó el presidente de EE.UU., Donald Trump, subrayando que “el líder supremo de Irán es quien, en última instancia, es responsable de la conducta hostil del régimen”. Esta medida también permite imponer sanciones contra instituciones financieras extranjeras, que quedarían aisladas del sistema financiero estadounidense.

Por su parte, el Secretario de Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, anunció que el nuevo decreto bloqueará los activos iraníes por valor de miles de millones de dólares, al mismo tiempo que reveló que durante esta semana se incluiráen la lista de sanciones al ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javaf Zarif. Por su parte, el mandatario estadounidense ha firmado la imposición de sanciones y ha declarado en rueda de prensa que estas medidas podrían durar “años”. 

El incendio de los buques cargueros en el estrecho de Ormuz, ocurrido a principios de este mes y después de que este país derribara un dron de reconocimiento estadounidense, atizaron las reacciones del magnate norteamericano.

Vuelven las sanciones

Las sanciones reinstauradas contra Irán, que habían sido levantadas tras el histórico pacto nuclear alcanzado en 2015, han afectado a la inversión extranjera en el país en sectores como la energía, el transporte y las finanzas, golpeando particularmente a la exportación de petróleo iraní. El secretario de EEUU, Mike Pompeo, advirtió que las medidas continuarán hasta que Teherán adopte el comportamiento deseado por Washington, las cuales asegura, afectan el 80% de la economía Persa. Desde Teherán advierten que Trump debe reconsiderar estas medidas para evitar una guerra.

“Debe darse cuenta: la guerra y las sanciones son dos caras de una misma moneda. Si no quieres la guerra, debes hacer algo con las sanciones”, indicó Ashena, asesor del presidente Rohaní

No hay “ambiente” para dialogar

El representante permanente iraní en Naciones Unidas, Majid Takht-Ravanchi, ha afirmado que su país no aceptará el diálogo con Estados Unidos mientras esté bajo amenaza de sanciones y subrayó que el “ambiente” para el dialogo con Washington aún no está listo.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní , Mohammad Javad Zarif, estimó este lunes que el ejército estadounidense no tiene “nada que hacer en el Golfo”, luego de que Washington anunció nuevas sanciones contra la república islámica.

Las declaraciones del gobierno iraní también se registran en medio de la visita del canciller estadounidense, Mike Pompeo, por Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí con el fin de tratar la situación sobre Irán, luego de que EE.UU acusara al país árabe de incendiar dos buques cargueros en el estrecho de Ormuz, luego de derribar dos drones estadounidense que se encontraban de forma ilegal en territorio iraní.

El analista internacional y director de International News Network, Rasoul Goudarzi, sostiene que Trump ordenó la retirada de múltiples acuerdos con el fin de firmar luego nuevos pactos a su nombre “para utilizarlos para el nuevo mandato“. “De momento, Irán lógicamente no quiere responder al llamado al diálogo de EE.UU. y no quiere hacerlo, entonces ahora mismo Donald Trump está en un callejón sin salida”, comentó Goudarzi a RT.

La meta es el estrecho de Ormuz

EE.UU. tiene la intención de solicitar este lunes al Consejo de Seguridad de la ONU que se lance una campaña de máxima presión diplomática contra Irán con el objetivo de lograr la libertad de navegación en el golfo de Ormuz, afirmó el enviado especial de EE.UU. para Irán, Brian Hook.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook