Toxicología advierte del peligro de un compuesto que los negacionistas de la Covid promocionan


El Servicio de Información de Toxicológica (SIT) del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), perteneciente al Ministerio de Justicia, ha detectado que la “Solución Mineral Milagrosa” (MMS) es en realidad un compuesto tóxico (clorito de sodio al 28%) que es nocivo para la salud humana. Esta sustancia está siendo promocionada por los grupos negacionistas del SARS-CoV-2, según una nota de prensa.

El SIT advierte que ha atendido, durante los meses de abril a julio de 2020, 26 consultas telefónicas por consumo de MMS, lo que supone un incremento muy significativo de este tipo de intoxicaciones en España durante la pandemia. En 2019, sólo se registraron 8 consultas causadas por ingesta de este producto.

El MMS es un compuesto tóxico por inhalación, ingesta o contacto por la piel y mucosas por ser altamente irritante, señala el SIT. Además, advierte de “que en modo alguno está indicado para el consumo humano, ni para el tratamiento de ninguna enfermedad, no existiendo ningún estudio científico que demuestre las propiedades curativas”.

Este producto es comercializado por MMS y se vende a través de internet. La propia compañía indica que es un líquido para consumo humano cuyas propiedades antivirales sirven de remedio a diversas enfermedades como el cáncer o la hepatitis. Sin embargo, advierte el SIT, el MMS es una solución acuosa con una alta toxicidad que no está hecho para ser ingerido por las personas.

En la misma línea, tanto la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) en España, como la Food and Drug Administration (FDA) en EEUU, han llamado también la atención sobre la peligrosidad de dicho producto. Los efectos tóxicos provocados por la ingesta de MMS pueden afectar a diferentes órganos, y pueden producir insuficiencia hepática y nefrotoxicidad, así como hemólisis e insuficiencia renal.

La eliminación de esta sustancia tóxica se produce exclusivamente a través de los riñones y se excreta lentamente, por lo que, la administración intermitente, puede tener un efecto acumulativo, han explicado desde el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

Por otro lado, los posibles efectos tóxicos que se pueden producir tras la ingesta de MMS son: alteraciones digestivas como náuseas, vómitos y diarrea; hipotensión; cianosis; alteraciones metabólicas como hipercloremia; alteraciones pulmonares como edema pulmonar; así como cefalea y edema cerebral.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook