“Tengo que dejar de ser buena”


Ser influencer tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes, y sino que se lo digan a Natalia Osona. En esta ocasión la joven ha querido sincerarse con sus seguidores sobre las acusaciones y críticas que está recibiendo por Instagram. 

A través de varios stories publicados el pasado lunes, la empresaria confiesa los continuos ataques que lleva recibiendo desde antes de verano y que son delito puesto que tratan de desprestigiarla. 

“Tengo que dejar de ser buena persona, dejar de dar oportunidades a la gente y tomar medidas drásticas y serias”, asegura la joven, que después añade que ha decidido dejar estos ataques en manos de un juez

Osona afirma que este tipo de comentarios, que le hacen la vida imposible, proceden de jóvenes de su edad, en su mayoría, mujeres. Además, sentencia que los ataques son fruto de la envidia que sienten hacia ella. 

La influencer, cansada de las acusaciones que se vierten sobre ella a diario, ha decido dar un golpe sobre la mesa. “Me están acusando a mí y a mi marca de algo que no es verdad. El código penal está para sancionarte y esto se paga muy caro”. 

Tras asegurar que cuenta con múltiples pruebas del acoso que ha sufrido y pedir a los acusados que no se pongan “como locos a borrar comentarios porque todo queda registrado en internet“, ha agradecido a sus seguidores el apoyo que le brindan a ella y a su marca. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook