Tamara Falcó rompe su silencio tras la muerte de su padre, el Marqués de Griñón, a causa del coronavirus


Ocurrió el 20 de marzo. A los 83 años fallecía Carlos Falcó en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Tenía coronavirus. Había ingresado, grave pero estable, cinco días antes, pero eso pocos lo sabían. Entre estas personas, claro, su hija, Tamara Falcó, que está completamente destrozada.

De hecho, un día antes, el Día del Padre, ella misma subió una antigua fotografía del marqués de Griñón sosteniéndola en brazos cuando era muy pequeña y escribiendo concienzudamente un mensaje de puro amor filial.

“Ayer fue San José y se me olvidó postear. Esta foto describe mi relación con mi padre… Papi, tú no tienes Instagram, pero como siempre te enteras de todo lo que hago, que sepas que te quiero y eres el mejor padre que jamás podría desear. Te quiere, Tamaruni”. Poco después fallecía.

El periodista Dani Carande, de Diez Minutos, asegura que una de las peores cosas que lleva la ganadora de Masterchef Celebrity 4 es que no se ha podido despedir, ni un adiós, “ni cogerle de la mano”, como está ocurriendo con tantas personas por culpa de la pandemia. De hecho, Esther Doña, la viuda de Carlos Falcó, también ha dado positivo en Covid-19.

No se ha celebrado velatorio ni funeral, pero este último está pospuesto para más adelante, cuando pase el estado de alarma. La incineración se producirá próximamente y las cenizas las recibirá la familia en 15 días y, cuando puedan, planean espacirlas por la Finca Casa de Vacas, en el municipio de Malpica del Tajo, Toledo.

En la mañana de este miércoles, la influencer se ha visto con fuerzas para mandar un mensaje de agradecimiento a todos los que se han mostrado muy preocupados por ella. Lo ha hecho, además, con una foto familiar, pues aprovechando el tirón en redes de la empresaria de moda, ha sido ella la encargada de hablar por todos y todas.

“Desde la familia Falcó queremos dar las gracias a todas las personas que nos habéis mostrado tanto cariño y apoyo durante estas últimas semanas. En especial, nos gustaría agradecer a los médicos, sanitarios de la Fundación Jiménez Díaz y del grupo Quirón, la atención y cuidados que recibió nuestro padre desde que ingresó hasta su fallecimiento”, comienza diciendo el texto, recordando como muchos españoles la  importancia de la Sanidad.

“Nuestro padre fue una persona excepcional, que amó a su país y trabajó por él sin descanso, como agricultor, productor de vinos e importando tecnologías que modernizaron la industria nacional”, afirma, rememorando los triunfos y los logros del Marqués de Griñon.

“Fue un idealista, bueno y generoso con sus hijos y amigos, y estará siempre vivo en nuestra memoria”, firman la carta “Manolo, Sandra, Tamara, Duarte y Aldara”, sus cinco hijos fruto de sus tres primeros matrimonios con Jeannine Girod, Isabel Preysler y Fátima de la Cierva.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook