Sociedades científicas rechazan la realización de test diagnósticos en las farmacias: “No es buena idea”


La Federación de las Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), que representa a 46 sociedades, desaconseja la realización de test rápidos de COVID-19en las farmacias y otros establecimientos sanitarios, tal y como ha solicitado la Comunidad de Madrid.

“Si se trata de test antigénicos rápidos, se requiere la realización previa de un frotis nasofaríngeo con la técnica correcta por parte de personal con la competencia legal para ello y entrenado en la técnica, lo que no incluye a los farmacéuticos. Adicionalmente, aun en caso de entrenamiento previo, los resultados con esta técnica solo están validados para el diagnóstico de personas sintomáticas en sus primeros 5 días de síntomas”, argumentan a través de un comunicado.

Por este motivo, señalan que “estaría claramente desaconsejado” que las personas en esa situación de enfermedad, altamente contagiosas, acudan a las oficinas de farmacia a realizarse este tipo de pruebas, debido “al alto riesgo de contagiar a los usuarios y trabajadores” del establecimiento.

“La indicación del test en pacientes que tienen síntomas por la infección del SARS-CoV-2 la debe realizar un facultativo en base a criterios clínicos en los que se basará para tomar otras decisiones, tales como completar el diagnóstico con PCR, solicitar otras pruebas, instaurar un tratamiento, etc.”, insisten.

En el caso de los personas cercanas asintomáticas a los contagiados, la propia Estrategia de la Comunidad de Madrid indica: “En la situación epidemiológica actual, la realización de una prueba diagnóstica de infección aguda a los contactos estrechos se indica en determinados colectivos: convivientes, personas vulnerables, personas que atienden a personas vulnerables, ámbitos sanitarios y socio-sanitario y en situaciones de especial riesgo que establece salud pública”.

Además, el documento técnico para Atención Primaria en Madrid se indica taxativamente que “no está indicado realizar pruebas de detección en no convivientes”. “Por todo ello, junto con la tasa elevada de falsos negativos, no nos parecería buena idea realizar pruebas en asintomáticos en las oficinas de farmacia”, sostiene FACME.

Ayuso pide que no se ceda ante los "herederos políticos" del terrorismo

No sería adecuado promover en las oficinas de farmacia los test serológicos rápidos entre la población, si es que se trata de eso”, reivindican. Así, recuerdan que la propia estrategia recoge que, “según la evidencia actual”, la OMS únicamente recomienda el uso de pruebas rápidas de anticuerpos “para determinadas situaciones y estudios, y con fines de investigación”.

Por todos estos motivos, FACME considera que lo importante “no es realizar muchas pruebas cuando no existe indicación, sino utilizar la red de farmacias para las actividades de prevención y promoción de la salud en las que vienen colaborando”.

Desde el punto de vista del diagnóstico, la FACME considera que “lo importante” es facilitar los recursos necesarios para mejorar las actividades de rastreo y detección de contactos, así como revisar los criterios para identificar personas con vínculos estrechos y reforzar la Atención Primaria de salud con el objetivo de minimizar los contagios y la extensión del virus.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook