“Sin esos $600 la vida sería imposible”: qué significa para millones de personas perder la ayuda por desempleo | Noticias Univision Dinero


Para Beverly, una madre soltera de California, el beneficio adicional de $600 semanales ha sido la diferencia entre mantener su techo o tener quedar en la calle. Para Dawn, de Carolina de Norte –donde las personas de bajos recursos reciben apenas $200 por parte del estado–, significan poder pagar la electricidad, su auto y comprar comida.

Mientras tanto Axel, de Nueva York, asegura que sin ese subsidio federal será imposible vivir allí pues incluso recibiéndolo debe recurrir a la ayuda de bancos de alimentos.

Son testimonios recogidos por el National Employment Law Project (NELP) para una audiencia en el Congreso y que se replican una y otra vez por todo el país, mientras casi 30 millones de personas siguen necesitando una ayuda que se acabará formalmente este viernes sin un acuerdo en Washington para extenderla al menos en lo que cede la pandemia.

“Soy uno de esos afortunados que reciben los beneficios por desempleo durante esta pandemia. Ahora mismo recibo $979 semanalmente, de los cuales $600 corresponden al Pandemic Unemployment Compensation ( PUC *). Todo se va en cubrir solo las necesidades más básicas de mi familia: la renta, que es de $1,500 por mes, los servicios, la comida, los costos médicos y el transporte”, dijo Axel, quien vive en el barrio de Queens, al NELP.

“Todos en mi familia se han enfermado con covid-19 y esto ha causado un estrés psicológico y emocional encima del estrés financiero que siento para llegar a fin de mes”, relató.

Estudios contradicen el argumento republicano

El caso de Axel ilustra la situación que vivirán miles de hogares en Estados Unidos cuando dejen de recibir esos $600 que muchos comparan con “una línea de vida”. En algunos, como ya ocurre en el de él, no ha habido en ocasiones comida suficiente sobre las mesas, mostró una reciente encuesta del Buró del Censo.

El beneficio extraordinario por la pandemia se acabó sin que la Casa Blanca y los legisladores republicanos y demócratas pudieran ponerse de acuerdo tras una semana de amargos cruces de palabras entre ellos. Y de opiniones lejanas una de la otra sobre lo que esos $600 han significado para las personas desempleadas.

Se esperan que continúen las negociaciones bipartidistas, pero no queda claro si lograrán alcanzar un acuerdo, al menos sobre este punto específico.

Los republicanos propusieron recortar el subsidio adicional a $200 semanales por dos meses y luego poner a funcionar un esquema en el que las personas recibirían el equivalente al 70% de su ingreso perdido. Para ellos, este subsidio ha alentado a las personas a quedarse en sus casas y no buscar otro trabajo, porque en ocasiones han hecho que reciban más dinero que en sus empleos previos.

Sin embargo, estudios como uno realizado por la Universidad de Yale usando información de una empresa privada contradicen ese argumento. “Encontramos que trabajadores con la mayor ampliación de los beneficios por desempleo regresaron a sus trabajos previos en el transcurso del tiempo a tasas similares a las de otros”, precisó el estudio.

Los demócratas, en tanto, presionaron sin éxito para extender el monto en su totalidad hasta inicios de 2021 , como aparece en el proyecto HEROES Act que aprobaron en mayo en la Cámara de Representantes, porque consideran que son demasiadas las personas que siguen desempleadas.

Los beneficios por desempleo promedio (si se toma en consideración el ingreso medio en el país) ascienden a $340 semanales, que representan el 44% del salario semanal promedio. Ese porcentaje se conoce como la tasa de reemplazo y en algunos estados es de apenas el 25%, de acuerdo con información del NELP.

“Mientras los trabajadores en empleos con bajos salarios enfrentan facturas que se acumulan como resultado de la crisis del covid-19, incluyendo el arriendo y otros servicios importantes atrasados, el incremento del ingreso que brinda el PUC es en ocasiones lo que separa a los trabajadores y a sus familias de la indigencia”, dijo Michele Evermore del NELP en la audiencia congresal.

El golpe más fuerte lo sentirán los hogares de bajos ingresos, de acuerdo con una calculadora elaborada por los economistas de la Universidad de Chicago.

A nivel nacional, las personas con bajos salarios reciben cada semana $231 del subsidio por desempleo. Ese monto se había elevado a $831 al sumársele los $600 aprobados en el CARES Act en marzo. Ahora, al haberse acabado ese beneficio adicional, volverán al nivel de $231 cada semana, lo que representa la mitad de los $445 que en promedio ganaban en sus trabajos.

Miles de millones se esfumarán de la economía

Economistas y expertos coinciden en que ese subsidio también ha sido un apoyo para una economía en recesión y que en el segundo trimestre se contrajo a un ritmo histórico del 9.5% frente al período previo.

El NELP estimó en mayo que al acabarse la entrega de los $600 saldrán de la economía casi $18,000 millones. Otro estudio realizado por economistas de la Universidad de Chicago y del Instituto JPMorgan Chase explicó que el gasto de las personas que perdieron sus trabajos aumentó un 10% frente a los niveles previos a la pandemia cuando comenzaron a recibir el subsidio por desempleo.

“El subsidio por desempleo, en su actual nivel y escala sin precedentes, no solo protege a los hogares contra las complicaciones asociadas con la pérdida del empleo, sino que también estimula la demanda agregada. En este momento, los hogares desempleados han aumentado su gasto en un 22% cuando se compara con los hogares empleados”, agregaron.

(*) El Departamento del Trabajo precisó lo siguiente en una comunicación sobre la puesta en funcionamiento del subsidio adicional de $600, conocido oficialmente como Federal Pandemic Unemployment Compensation (FPUC): “En los estados donde la semana del desempleo finaliza un sábado, la última semana en la que se pagará el FPUC es la semana finalizada el 25 de julio del 2020. Para los estados donde la semana del desempleo finaliza un domingo, la última semana en la que se pagará el FPUC es la semana finalizada el 26 de julio del 2020”.

Los 20 peores estados para estar desempleado en EEUU durante la pandemia

Loading



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook