Ramón Peña: Espíritus malignos – LaPatilla.com



La parodia de revolución socialista, cada día acumula méritos para reconocerla por hacer lo diametralmente opuesto a sus promesas y banderas. Esta semana, los Yukpas, una de nuestras etnias aborígenes, luego de penosa travesía, se presentaron a las puertas de Miraflores para protestar por el abandono oficialista y la condición miserable de su existencia en la Sierra de Perijá. Indignados ante las desgastadas mentiras del régimen, no vacilaron en usar arcos y flechas contra la amenaza represiva, con la que los esbirros del Golem gobernante respondieron a su reclamo humanitario.

Nos vienen a la memoria las bravuconadas de Chávez, hace veinte años, cuando se ungía como reivindicador de nuestros indígenas y vengador de las matanzas que atribuía “al genocida Cristóbal Colón y sus huestes de ex presidiarios”. Su promesa de dignificarles la vida sufrió rápido la amnesia adjunta a su charlatanería. Han reaparecido enfermedades endémicas controladas en el pasado, como malaria y sarampión, la mortalidad infantil, en el caso de los Yanomami, ya alcanza a 50% de los niños antes de los tres años, Pemones y otras etnias de Guayana sufren los abusos de la fuerza militar y son victimas de la irracional explotación minera, Waraos huyen a Brasil espoleados por el hambre y las condiciones insalubres…

En 2015, la reacción de estos pueblos se plasmó en elegir a la Asamblea Nacional a los tres indígenas representantes de partidos de oposición. Para evitarlo en la próxima elección, el CNE oficialista, arbitrariamente, les ha eliminado a los indígenas el Constitucional voto secreto y lo ha reemplazado por elección a mano alzada, en asambleas controlables por el oficialismo. Esa es la única respuesta que puede dar esta dictadura a la miseria indígena.

En la mitología pemona, los terribles espíritus malignos de Mariwitón y Tramán Chitás habitan en lo alto del Kerepakupai Vená. Los chamanes de los Yukpas descubrieron que su domicilio real está en Miraflores.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook