¿Quién gana y quién pierde en el acuerdo por los fondos de recuperación de la UE?


Cuando tienes que poner de acuerdo a 27 líderes con 27 formas distintas de ver el mundo, el escenario es harto complicado. Así se vio en el último Consejo Europeo. 90 horas. Cuatro días con sus cuatro noches en las que los jefes de Estado y de Gobierno vivieron un continuo tira y afloja para finalmente acabar aprobando un acuerdo para los fondos de recuperación de la UE que servirán para paliar los efectos de la crisis del coronavirus. Pero la voluntad de pacto, de una forma o de otra, implica ceder. Por lo tanto, hay ganadores y perdedores.

Las fuentes comunitarias consultadas por 20minutos dan dos claves. La primera, que a la larga “todos ganan” porque el acuerdo “es bueno para la UE, más si tenemos en cuenta que los puntos de partida eran muy distantes”. Pero reconocen que era “inevitable que tanto el bloque del sur como el del norte tuvieran que ceder en algunas de sus pretensiones”. 

Con todo, el sur logró mantener la cuantía total de 750.000 millones de euros y los frugales sacaron ventaja en los cheques -la diferencia entre el dinero que dan al presupuesto de la UE y el que reciben es menor- y en aduanas: van a recibir más aranceles, una ventaja para Países Bajos pues el puerto de Rotterdam es el mayor punto de entrada de Europa. “Tenemos también el tema del veto, que se queda a medio camino” pues habrá “un bloqueo transitorio”. Ni blanco ni negro. “Va a ser un dolor de cabeza aunque no lo creamos”, cuentan las fuentes.

A nivel de mensaje, el sur también saca cierto rédito. “Nadie habla de rescate porque no lo es, aunque haya condiciones, y eso a los países más azotados por la crisis les viene bien”. Rutte, por su parte, tendrá la oportunidad de orientar su discurso en torno a tres ‘victorias’: los cheques, los aranceles y la opción de bloqueo. Sánchez y Conte podrán hacerlo con otros tres: cantidad total, mayoría de transferencias y que no se use el término rescate.

“El equilibrio entre transferencia y créditos, después de todo, es lo de menos”, porque lo que queda al fin y al cabo “es que se ha dado un paso histórico mutualizando deuda”. Además, la UE esquivó “un riesgo de fracaso que sobre todo en la noche del domingo se vio como muy real“.

Otra figura importante fue la de Angela Merkel. “No fue fácil, pero al final nos encontramos”, afirmó la canciller tras firmar el pacto, para destacar a continuación que “el multilateralismo está en estos momentos muy presionado” y que “Europa ha demostrado en esta situación ser capaz de actuar”. Optó por la figura de “moderadora”, igual que Emmanuel Macron. “El eje franco-alemán acabó siendo muy importante aunque no se lleven tantos titulares”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en Bruselas.

Así, la lectura puede ser ambigua: ganan y pierden todos. “En eso consiste una negociación europea”, terminan diciendo las fuentes. El sur se lleva el total del fondo y una condicionalidad liviana y el norte obtiene ‘premios’ más a nivel nacional. Teniendo en cuenta que Rutte afronta elecciones en 2021, “podrá vender el pacto como bueno”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook