¿Qué es la psicología del color? Dime de qué color vistes y te diré qué emociones tienes


La psicología del color es una rama de estudio de la mente que trata de analizar el efecto que tienen los colores en la percepción y en la conducta humana. Aunque no es un campo muy desarrollado todavía, los colores son un elemento que se tiene muy en cuenta en algunos campos como, por ejemplo, el diseño, la arquitectura o la publicidad.

Asimismo, la población en general también hace constantemente elecciones relacionadas con los colores, dependiendo de lo que le transmite a cada persona cada uno de esos colores, por ejemplo, a la hora de vestir, de pintar una habitación o, incluso, a la hora de comer influye el color de un alimento para que a la persona le resulte más o menos apetecible.

Una de las científicas más interesadas en este campo de los colores fue la alemana Eva Heller, autora del libro Psicología del color, que trata, precisamente, del impacto de los colores en la sociedad, mostrando que todos ellos transmiten algo, nunca se elige un color porque sí. 

¿Qué transmite cada color?

Así, se ha podido establecer que algunos colores transmiten ciertas emociones o percepciones. Estos son algunos ejemplos ampliamente aceptados y que recogen los portales especializados en psicología, Psicología y Mente y Psicología-Online:

  1. Azul: este color se asocia a sentimientos positivos, que se corresponde más con la razón que con la pasión y que se liga a la amistad, la confianza o la honestidad. También, al estar asociado con el agua y el cielo, representa tranquilidad. 
  2. Rojo: se asocia a la pasión, la fuerza, la revolución y el peligro, ya que es el color de la sangre, que también se asocia a la agresividad y a sensaciones extremas. Además, representa directamente al amor, pero también puede representar la guerra, la violencia y el odio.
  3. Amarillo: al representar la luz, este color transmite alegría, positivismo y optimismo. Eso es lo que representa este color, que también se asocia a emociones negativas como la desconfianza, la envidia o los celos. 
  4. Verde: está muy relacionado con la naturaleza, la energía, la vitalidad y la esperanza. También se relaciona con lo ecológico y puede transmitir, al igual que el azul, tranquilidad.
  5. Negro: suele asociarse con la muerte, aunque esta percepción la tienen más las personas mayores que los jóvenes, que lo asocian más a la moda. También se relaciona con el misterio y lo desconocido y, como positivo, con la elegancia y la sobriedad.
  6. Blanco: representa lo puro y lo inocente, aunque en algunas culturas, al contrario que en la occidental, el blanco se asocia a la muerte.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook