Presidente guatemalteco enfrenta retos | Panamá América


El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei Falla, recibirá hoy un país polarizado en el que la corrupción es la norma y del cual huyen al menos 300,000 personas cada año, en su mayoría indígenas bajo el umbral de la pobreza.

A Giammattei le tocará combatir en cuatro años los principales problemas que aquejan a los guatemaltecos desde hace dos décadas sin remedio: violencia, pobreza e impunidad.

No son nuevos conflictos para el país centroamericano, considerado por organismos internacionales como uno de los 10 más sangrientos del planeta y con los peores índices del continente en desnutrición crónica infantil (último según la ONU), inversión pública en educación (penúltimo de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo) y corrupción (solo arriba de Nicaragua, Haití y Venezuela con base en un estudio de Transparencia Internacional).

Un informe del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales aseguró en 2019 que “la pobreza extrema” en Guatemala “alcanzó el máximo registrado desde el año 2000”.



  • MÁS INFORMACIÓN

    ¿Deseas opinar sobre este artículo?
    SiteLock
    Facebook