Portugal desarrolla la primera mascarilla que neutraliza el virus del COVID-19


Una colaboración entre varias empresas y centros científicos y académicos portugueses ha permitido desarrollar una mascarilla que inactiva el virus que causa la Covid-19, avalada por el Instituto de Medicina Molecular João Lobo Antunes de Lisboa (iMM).

La mascarilla, denominada MOxATech, ya está a la venta desde abril, pero su capacidad de inactivar el virus sólo ha sido ahora confirmada por una serie de test realizados por el iMM, informaron este sábado en un comunicado las entidades que integran el proyecto.

Este equipo de protección, que cuenta con un revestimiento que neutraliza el virus cuando entra en contacto con él, ha sido desarrollado gracias a la colaboración entre el fabricante textil Adalberto, la empresa minorista MO, Sonae Fashion, el centro tecnológico CITEVE, el iMM y la Universidade do Minho.

El virólogo del iMM Pedro Simas, que coordinó los test, aseguró que las pruebas realizadas “han demostrado una eficaz inactivación del SARS-CoV-2 incluso después de 50 lavados, observándose una reducción viral del 99% tras una hora de contacto con el tejido”.

Para poner a prueba su eficacia, se analizó el tejido tras estar en contacto con una solución que contiene una determinada cantidad de virus, para medir su viabilidad a lo largo del tiempo.

Antes de que el iMM confirmase su eficacia para inactivar el virus de la COVID-19, el Institut Pasteur de Lille, en Francia ya había testado con éxito sus características antimicrobianas contra el virus H1N1, el Corona-type y el rotavirus.

La mascarilla, desarrollada con un tejido técnico que integra varias capas distintas, impermeable y reutilizable, también cuenta con una certificación de la Direction Générale des Entreprises francesa que acredita una retención de partículas del 96%, incluso después de 50 lavados.

Aunque ahora están a la venta sólo en las tiendas de la marca portuguesa MO, disponibles para toda la Unión Europea, el proyecto fue abierto a la comunidad para que otras marcas en Portugal y en el exterior puedan distribuirlas.

Versión impresa

VEA TAMBIÉN El presidente Jair Bolsonaro da negativo de COVID-19 casi tres semanas después de ser contagiado

Otro tipo de mascarilla en Italia

Por otro lado, recientemente se conoció que el español Álvaro González Romero-Domínguez ha creado en Italia una mascarilla inclusiva, sostenible y tecnológica, capaz de autodesinfectarse, medir la calidad del aire y alertar de focos cercanos de coronavirus.

Esta mascarilla inteligente se llama Cliu y ha sido diseñada por este aragonés con raíces riojanas y su socia y pareja, la italiana Simona Lacagnina, que viven en la ciudad siciliana de Palermo.

Se basa en tres pilares: inclusividad, sostenibilidad y tecnología, explica González en una entrevista con Efe.

En primer lugar es inclusiva porque es transparente y permite ver la boca de las personas, los que supone un gran avance para aquellas que tienen dificultades auditivas, pero también facilita la comunicación no verbal entre las que no las tienen.

Es sostenible, porque es reutilizable y además cuenta con unos filtros antimicrobianos y bioactivos, desarrollados por la Universidad de Siena, que “si terminan tirados en el medio ambiente” no lo dañarían.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Finalmente, el tercer pilar, el de la tecnología, hace de esta mascarilla un objeto inteligente.
 

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!



  • MÁS INFORMACIÓN

    ¿Deseas opinar sobre este artículo?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    SiteLock
    Facebook