Panamá suma más crímenes en la región a pesar de las restricciones por la COVID-19


El 2020 ha sido un año “bastante extraño” en materia de seguridad en Panamá, en donde a pesar de las restricciones por la pandemia de COVID-19, la actividad delictiva no se ha frenado, a diferencia de otros países de la región en donde el crimen opera de forma más organizada y violenta.

Versión impresa

Un informe de Corporate Security Consultans denominado “Análisis y evaluación de las condiciones de seguridad de Centroamérica y Panamá”, plantea que en nuestro país las restricciones no han afectado los “hábitos criminales”.

No obstante, advierte que en Panamá Oeste, hasta junio, los asesinatos se habían incrementado en un 140%, principalmente por la actividad de la pandilla denominada “Bagdad”, como factor importante del narcotráfico.

El informe atribuye esta violencia a la disputa de territorios y a que “Bagdad” está tratando de ampliar su organización en Panamá Oeste, además de las peleas internas de este grupo delictivo.

También destaca el documento el aumento “extraordinamente elevado” de crímenes en la provincia de Colón, debido a la “inestabilidad del tráfico de drogas en el Caribe”.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Al comparar cifras del 2019 y el 2020, Corporate Security Consultans concluye que “las restricciones del coronavirus no restringieron la capacidad homicida del crimen organizado”.

El estudio adelanta que debido a la crisis económica que produjo la pandemia y el día a día de muchas familias, se prevé un aumento en la región de robos, hurtos y robos hormiga de cosas que generalmente no están dentro de las actividades delictivas de los grupos delincuenciales.

70

homicidios más, en promedio, tiene Panamá, si se compara con el mismo periodo de 2019.

140%

aumentaron los homicidios en la provincia de Panamá Oeste hasta el mes de julio pasado.

Advierte que el desempleo hará más vulnerable ante el narcotráfico a personas que generalmente no caen en estas actividades y Panamá, como punto económico estratégico, también es muy atractivo para los cárteles.

Destaca que los grandes márgenes de ganancia que produce el narcotráfico le permite reclutar a una gran cantidad de personas y grupos para sus actividades ilegales.

Llama la atención sobre el reclutamiento de “mulas y correos” para transportar drogas de frontera a frontera, sobre todo usando al transporte formal y puertos en la provincia de Colón.

Sicarios entran en acción

Con la reapertura de varias actividades económicas y la flexibilización de las restricciones a la movilidad en medio de la pandemia de la COVID-19, los sicarios han vuelto a las calles.

Tan solo en este último fin de semana se cometieron unos cinco asesinatos, donde muchas de las víctimas fueron sorprendidas por sus victimarios los cuales de forma cruel y atroz acabaron con sus vida.

Un hombre y una mujer fueron ultimados a tiros la noche del pasado viernes cuando se disponían a entrar a un local comercial ubicado en Bella Vista. Los mismos fueron sorprendidos por sus verdugos, los cuales con armas de grueso calibre los asesinaron luego de darle persecución, según informaron autoridades.

Igualmente un hombre fue asesinado a tiros la noche del sábado en una plaza comercial en La Chorrera, mientras que un menor de cuatro años murió en el hospital San Miguel Arcángel, luego de ser baleado en el sector de Torrijos Carter.

En tanto, un hombre sin identificar fue ejecutado de varios disparos en la cabeza en el sector de Río Abajo.

Frente a estos últimos hechos de violencia que se han dado en el país, Jorge Miranda, director de la Policía Nacional, manifestó que el crimen organizado opera de diferentes maneras y quien entra a alguna de estas organizaciones criminales cruza líneas y adquiere responsabilidades que, en ocasiones, se pagan con la vida.

Agregó que la apertura de algunas actividades económicas en medio de la pandemia por el virus de la COVID-19, aumenta exponencialmente el número de personas y vehículos en las calles, lo que permite a los delincuentes confundirse en la sociedad con personas de bien y de sana convivencia.

“Estas estructuras se aprovechan de descuidos de sus enemigos y deudos en estas condiciones y perpetran atentados”, puntualizó Miranda.



  • MÁS INFORMACIÓN

    ¿Deseas opinar sobre este artículo?
    SiteLock