Nuevos deslizamientos de tierra interrumpen la búsqueda de sobrevivientes en Guatemala


Soldados en una zona afectada por un alud de lodo, causado por las fuertes lluvias traídas por la tormenta Eta, mientras continúa la búsqueda de víctimas en el pueblo enterrado de Queja, Alta Verapaz, Guatemala 7 de noviembre de 2020.  Esteban Bilba/EFE/Pool via REUTERS
Soldados en una zona afectada por un alud de lodo, causado por las fuertes lluvias traídas por la tormenta Eta, mientras continúa la búsqueda de víctimas en el pueblo enterrado de Queja, Alta Verapaz, Guatemala 7 de noviembre de 2020. Esteban Bilba/EFE/Pool via REUTERS

Por Sofia Menchu

SAN CRISTÓBAL VERAPAZ, Guatemala, 8 nov (Reuters) – Nuevos deslizamientos de tierra han detenido los esfuerzos de los equipos de rescate guatemaltecos para excavar en el barro, a profundidades de hasta 15 metros, con el fin de llegar a las casas anegadas por una devastadora tormenta que ha matado a decenas de personas en toda Centroamérica y el sur de México.

Los torrenciales aguaceros de la tormenta Eta derribaron árboles, desbordaron ríos de gran caudal y desgarraron partes de la ladera de una montaña sobre el pueblo de Queja, en la región central guatemalteca de Alta Verapaz, enterrando a docenas de personas en sus casas.

Las lluvias provocaron más aludes de lodo en Queja a finales del sábado, y el jefe de un equipo local de trabajadores de emergencia dijo que los esfuerzos de rescate se habían suspendido, posiblemente de forma permanente.

Según Juan Alberto Leal, trabajador de los servicios de emergencias, algunas de las casas de Queja están bajo 15 metros de barro, con una lluvia incesante que hace que la tierra esté demasiado suelta para trabajar con seguridad, y hay nuevos deslizamientos de tierra que obligan a los trabajadores a huir a un terreno más seguro en el pueblo.

Queja tenía cerca de 1.300 habitantes, según datos oficiales. No todas sus casas fueron destruidas, y la mayoría de los sobrevivientes ya han sido evacuados, según las autoridades.

El frente meteorológico, que extendió la destrucción desde Panamá hasta Costa Rica, Nicaragua, Honduras y México, ha seguido aumentando el número de muertos en estos países, superando ya los 65.

En el estado mexicano de Chiapas, las inundaciones han matado a 19 personas, muchas de ellas arrastradas por ríos cuyas orillas se han desbordado, según las autoridades estatales. Al norte de Chiapas, en el estado de Tabasco, los diluvios mataron a dos personas más, según el Gobierno federal.

El presidente Alejandro Giammattei sugirió el viernes que hasta 150 personas podrían haber quedado enterradas en el deslizamiento de Queja.

La agencia guatemalteca de ayuda en casos de desastre, Conred, dijo que se sabe que 103 personas están desaparecidas y que se ha confirmado que hay 21 muertos en el país.

(información adicional de Enrique Garcia en Ciudad de Guatemala, Gustavo Palencia en Tegucigalpa, Elida Moreno en Panamá City, Álvaro Murillo en San José y Nelson Rentería en San Salvador; escrito por Frank Jack Daniel; editado por Gerry Doyle; traducido por Tomás Cobos)



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook