Niño se lanzó desde el tercer piso pero un guardia de seguridad le salvó la vida



Foto: Cortesía.

 

Minutos de tensión se vivieron en un preescolar ubicado en el condado de Feixan, en China, esto luego de que uno de los niños que estudian ahí decidió arrojarse de una de las ventanas del tercer piso, lo cual causó horror a quienes presenciaron la escena.

Por Joseline Vargas / Soy Carmín

Según relataron los medios locales, el niño, de aproximadamente cinco años, fue al sanitario y cerró la puerta como siempre hacía, pero al intentar abrir se encontró con que la puerta se había atascado y aunque quiso desesperadamente abrir, no pudo, por lo que decidió buscar otra salida.

LA DESESPERACIÓN DE VERSE ENCERRADO

La desesperación que sintió al verse encerrado lo llevó a la cornisa de la ventana, en donde el niño vio una salida a su encierro. Cuando estaba parado en la ventana con toda la intención de arrojarse al vacío, un profesor trató de persuadirlo para que permaneciera en donde estaba hasta que fueran a abrirle.

Fue cuando uno de los vigilantes del colegio decidió esperar debajo de la ventana al ver que el niño tenía intenciones serias de lanzarse pese a que se le pidió mantener la calma y bajar de la ventana ya que se le dijo, no corría peligro de ningún tipo como para que decidirá salir por la ventana.

Pese a todos esos intentos, el niño decidió arrojarse de la ventana, la cual estaba ubicada en el tercer piso del edificio, por suerte, el guardia que esperaba abajo activó sus reflejos y lo capturó en el momento que caía.

Esto salvó la vida del pequeño quien solo salió con una leve contusión en la frente, pero por el susto, los médicos que los revisaron decidieron ponerlo en observación durante cinco días para checar que su salud evolucione adecuadamente y no presente secuelas posteriores.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook