Nana se puede convertir en huracán cuando llegue hoy a Belice


La tormenta tropical Nana amenaza con convertirse en un huracán este miércoles antes de llegar a las costas de Belice, lo contrario que la tormenta Omar, que se aleja de la costa este de EE.UU. y no supone amenaza alguna para tierra.

Versión impresa

Nana se mueve hacia el oeste con vientos máximos sostenidos de 60 millas por hora (95 km/h) y a las 08.00 horas (12.00 GMT) se encontraba a unas 150 millas de Limón (Honduras) y a unas 350 millas (490 km) de Belize City, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Toda la costa de Belice está bajo vigilancia de huracán y hay avisos de tormenta tropical para la península de Yucatán (México) y el norte de Honduras y las islas de la Bahía.

La tormenta se mueve a 18 millas por hora (30 km/h), pero reducirá su velocidad a lo largo del día, al contrario que los vientos, que se fortalecerán hasta alcanzar fuerza de huracán.

La trayectoria prevista por el NHC es que se acerquen a la costa norte de Honduras y luego a la de Belice, donde impactará.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 70 millas (110 km) del centro de Nana.

VEA TAMBIÉN: Henrique Capriles da un golpe sobre la mesa y vuelve a la primera línea

Entre los efectos de Nana esta una “peligrosa” marejada ciclónica que elevará el nivel del mar hasta 5 pies (1,50 metros) por encima de la subida normal de la marea en la zona toque tierra y los alrededores acompañada de grandes olas.

Las lluvias de Nana van a afectar al norte del litoral hondureño, al sur y centro de Belice, al norte de Guatemala y la parte septentrional del estado de Chiapas y a la parte sur del estado de Quintana Roo, en México.

Nana se formó este lunes, al igual que Omar, que lo hizo frente a las costas de Carolina del Norte, de la que ya está lejos.

Omar se mueve hacia el este-noreste a unas 14 millas por hora (22 km/h) y va a seguir así hasta que vire al este esta tarde.

Los vientos máximos sostenidos de Omar están cercanos a las 40 millas por hora (65 km/h), pero se van a ir debilitando y es posible que de esta tormenta solo quede un remanente el jueves por la noche.

Además de Omar y Nana, este año se han formado en la cuenca atlántica otras trece tormentas tropicales con nombre, de las cuales cuatro han llegado a ser huracanes (Hanna, Isaías, Marco y Laura) y solo uno de ellos, Laura, ha sido mayor (de categoría 3, 4 o 5).



  • MÁS INFORMACIÓN

    ¿Deseas opinar sobre este artículo?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    SiteLock
    Facebook