Muerte de intoxicada impulsa al Gobierno británico a llegar hasta el final


La muerte de Dawn Sturgess, tras resultar intoxicada con el agente nervioso de fabricación rusa Novichok el 30 de junio, “fortalece la determinación” del Gobierno británico de descubrir “exactamente qué sucedió” y quién “está detrás” del suceso.

Así lo expresó hoy en la Cámara de los Comunes el ministro del Interior del Reino Unido, Sajid Javid, tras presidir el comité de emergencia Cobra para analizar el envenenamiento de la mujer y su pareja, Charlie Rowley, quien permanece ingresado en estado crítico.

Javid manifestó su “profunda tristeza” por la muerte de Sturgess, de 44 años, al tiempo que aseguró que las autoridades están haciendo “todo lo posible” para mantener a salvo al público de Amesbury, localidad donde sucedieron los hechos, y la vecina Salisbury, donde la pareja estuvo el día antes de caer enfermos.

El titular de interior anunció un paquete de medidas para apoyar al negocio local, que se ha visto afectado por los recientes acontecimientos, que más de 100 agentes de la unidad antiterrorista de la policía británica junto con la policía de Wiltshire investigan como asesinato.

Javid insistió en la probabilidad de que el envenenamiento al exespía ruso Sergèi Skripal y su hija Yulia, ocurrido el pasado 4 de marzo en Salisbury, esté relacionado con este, aunque apuntó que aún no se puede concluir que esto fuera así y afirmó que hay que analizar los hechos por separado.

Asimismo, reiteró que “no existe evidencia” de que la pareja de británicos visitará ninguno de los lugares descontaminados tras el ataque a los Skripal y elogió las labores de limpieza realizadas en dichas zonas.

“Todos los lugares descontaminados son seguros”, dijo, aunque aconsejó al público que no coja nada que encuentre en el suelo, mientras que la policía continúa la búsqueda del objeto contaminado con una “alta dosis” de Novichok, con el que los agentes creen que resultó envenenada la pareja.

Por su parte, el ministro de Defensa británico, Gavin Williamson, acusó hoy directamente a Rusia de la muerte de la mujer.

“La simple realidad es que Rusia ha cometido un ataque en suelo británico que ha conllevado la muerte de un ciudadano británico”, aseveró, mientras que Moscú volvió a negar tales acusaciones y lamentó la muerte de Sturgess. 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook