Modric y Rakitic se visten de Suker y Boban para meter a Croacia en semifinales 20 años después


Ivan Rakitic y Luka Modric, durante un calentamiento de Croacia en el Mundial de Rusia
EFE


Croacia disputará unas semifinales de un Mundial 20 años después. La hazaña de Francia 98, liderada por Suker y Boban, encuentra su réplica tras dos décadas con el heroicismo de aquellos jugadores reeditado en los perfiles de Luka Modric e Ivan Rakitic.

En aquella edición, la magnífica generación croata le plantaba cara a la anfitriona en semifinales ante el enfervorecido público del Saint Denis, y, aunque cayeron por 2-1, dejaron una página de leyenda escrita en la historia de los Mundiales.

La Croacia por entonces entrenada por Miroslav Blazevic conquistaba el tercer puesto del Mundial de Francia ante los Países Bajos en su primera participación en el torneo mundialista.

El ‘zorro’ Boban, piedra angular del Milan, y Davor Suker, estrella en aquellos tiempos de la delantera del Real Madrid, eran los dos líderes absolutos de una Croacia que se coló con maestría entre las grandes.

Veinte años después, una nueva generación de grandes jugadores croatas repite hazaña accediendo a las semifinales con un magnífico plantel en el que sobresalen dos figuras de fama mundial: Rakitic y Modric, piezas clave en Barcelona y Real Madrid, respectivamente.

Croacia sueña con mejorar aquella hazaña de 1998 que revolucionó a todo un país. Rakitic tenía diez años y Modric trece cuando vibraron con su selección en Francia. Seguramente verían por la tele la leyenda que se estaba forjando y soñaron con ser ellos los protagonistas algún día.

Veinte años después, tienen en sus botas el gran sueño de todo un país.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook