Meghan Markle tendrá que pagar el costo del primer juicio que perdió contra la prensa británica


Meghan Markle está en una guerra abierta… aunque ha perdido una batalla. La esposa del príncipe Harry mantiene una cruzada personal contra la prensa británica por como ha sido tratada y, entre otras cosas, ha tenido que salir a defender a sus amigas contra el tabloide que está intentando exponer sus nombres.

Esto se debe a la publicación de la carta que le escribió a su padre, Thomas Markle, en el verano de 2018 y que fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de los duques de Sussex contra las informaciones y el acoso periodístico que sufrían (y una de las principales razones de su salida de la casa real, al no encontrar en ellos el apoyo que buscaban).

Sin embargo, según se pudo saber en mayo, el juez que instruye el caso desestimó tres de los puntos que el equipo de abogados de la duquesa presentó en la demanda (juicio en el que Markle intervino por videoconferencia debido a la pandemia del coronavirus) y ahora se saben las consecuencias.

67.888 libras. Es decir, algo más de 70.000 euros es el montante que deberá abonar la actriz para cubrir los costos legales del procedimiento, según ha informado el Daily Mail, el mismo medio contra el que está puesta la demanda (en realidad es contra el grupo editorial Associated Newspapers, que lo posee).

Meghan Markle ya ha aceptado el pago, aunque esto no signifique vaya a bajar los brazos, dado que, pese a esta derrota en el primer round, aún quedan muchos otros puntos por desentrañar en el Alto Tribunal de Londres. Uno de ellos, el de sus cinco amigas, se puede además resolver dentro de muy poco: si el juez accede a que sean testigos en el caso, tal y como ha solicitado el medio demandado, su anonimato se perdería.

Aunque parezca difícil, no es el único frente judicial abierto de los duques de Sussex. Ni siquiera en el mismo país: en California, donde residen, acaban de presentar una demanda por unas fotografías aparecidas recientemente publicadas de Archie con su abuela, Doria Ragland. Imágenes, por cierto, conseguidas de forma ilícita, a través de drones que sobrevolaron la propiedad en la que viven.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook