Los partidos nacionalistas tienen ahora en su mano que los Presupuestos de Sánchez e Iglesias salgan adelante


20MINUTOS.ES / AGENCIAS

  • Calvo y Artadi se han reunido este mediodía en la estación de Sants, en Barcelona.
  • El Govern antepone un acuerdo sobre los políticos presos y un referéndum de auodeterminación.
  • Los nacionalistas vascos del PNV lo ven con mejores ojos que ERC y PDeCat.
  • El Gobierno y Podemos pactan una subida del salario mínimo a 900 euros.
  • Los permisos de paternidad y maternidad serán progresivamente iguales e intransferibles… pero, ¿consecutivos?
  • Respecto a la vivienda: contratos más largos y control del precio del alquiler por los ayuntamientos.
  • Recoge también la subida de las pensiones conforme al IPC y amplía las ayudas a la dependencia.
  • Lea aquí el documento completo firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Una vez amarrado el apoyo de Podemos a los Presupuestos para 2019, el Gobierno busca el apoyo de los partidos nacionalistas a las cuentas del próximo año porque sin sus votos no habría mayoría suficiente en el Parlamento para que salgan adelante. Entre ambas formaciones solo suman 151 votos y la mayoría se marca en 176 apoyos. La llave la tendrán los partidos nacionalistas y regionalistas.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, se han reunido precisamennte este jueves en la sala autoridades de la Estación de Sants de Barcelona. Un encuentro de media hora, en el que Calvo ha pedido a Artadi el apoyo a los PGE porque son unas cuentas que “le irán muy bien a Cataluña“.

Artadi, sin embargo, le ha transmitido que el Govern “no ha cambiado de posición”. Ya el presidente de la Generalitat, Quim Torra, supeditó el miércoles cualquier acuerdo sobre las cuentas al reconocimiento del derecho de autodeterminación catalán. En la misma línea, fuentes de la Conselleria de Economía que lidera Pere Aragonès defienden que para explorar una posible negociación presupuestaria el Gobierno central primero “se tiene que mover en autodeterminación y presos”.

El presidente Pedro Sánchez, se implicará “en primera persona” en el objetivo de “conciliar el mayor apoyo” posible de las fuerzas políticas al acuerdo, ha asegurado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. Celaá ha afirmado que el Gobierno es “optimista” respecto a la posibilidad de conseguir el apoyo de todos los grupos parlamentarios del Congreso, excepto del PP y Cs, que ya se han “autoexcluido”.

PNV lo ve con mejores ojos que ERC y PDeCat

El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, sobre el pacto PSOE-Podemos, asegura sobre el acuerdo de salario mínimo que “ es una buena noticia se tenga la bandera que se tenga en el balcón“, dice. En todo caso, los republicanos catalanes dejan claro que no se sentarán a hablar de los Presupuestos mientras el Gobierno no mueva ficha en la cuestión del derecho a la autodeterminación, la situación de los presos y exiliados y las acusaciones ante el Supremo.

El Gobierno advierte que quienes no apoyen las cuentas quedarán en evidencia. Pero eso no parece amedrentar el PDeCAT. Su diputado en el Congreso Ferran Bel ha asegurado que “hablar siempre se puede hablar”, pero ha señalado que el acuerdo de Podemops y PSOE no menciona el nivel de inversiones que el Estado dedicaría a Cataluña, y ha considerado que debería aumentarse notablemente porque en los últimos años ha sido “reducida”.

También ha considerado que la rebaja impositiva a la pequeña y la mediana empresa es insuficiente, y ha concluido que no aclara como reactivar la economía productiva, el sector industrial y el sector de la investigación y el desarrollo.  Bel ha afirmado que su partido avala un aumento del Salario Mínimo, pero ha alegado que esta medida podría promoverse de forma inmediata a través de un real decreto y no es necesaria que se incluya en los Presupuestos.

¿ Y PNV? Fuentes de los nacionalistas vascos aseguran que están abiertos al diálogo para favorecer la estabilidad con sus cinco diputados. Están ahora mirando el detalle de ese acuerdo, que revierte muchos de los recortes aprobados por el Gobierno anterior del PP, y esperan que en el trámite de la negociación con el resto de grupos “no se pisen los callos los unos a los otros”. Son conscientes de la situación tan complicada que hay y plantearán medidas razonables.

Bildu también mira a Cataluña

La diputada de EH Bildu en el Congreso Marian Beitiallarangoitia vincula por su parte un eventual apoyo de su coalición a los presupuestos a la situación de Cataluña y a que el presidente, Pedro Sánchez, esté dispuesto a ir “más allá de los gestos y las palabras” en el reconocimiento del “derecho a decidir de la ciudadanía catalana”. En todo caso, “valora positivamente” el acuerdo porque recoge “medidas” en el ámbito social que vienen a “poner freno” a los “recortes”.

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, también advierte de que el acuerdo no cuenta aún con los cuatro votos de la formación valenciana, pese a que “evidentemente” hay medidas que le parecen “razonables” y en algunas incluso “se puede avanzar más”, pero ha recordado que por el momento es un pacto entre Podemos y PSOE, que tiene 151 votos, y para lograr la mayoría suficiente necesita de más partidos.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook