Los mejores magos de la historia


La magia ha asombrado a la humanidad desde el principio de los tiempos. Una de las evidencias más antiguas que se conservan sobre la existencia de este arte se remonta a un papiro del antiguo Egipto, donde se muestra como un tal Dedi dejó atónito al rey Keops logrando que un ganso volviera a la vida tras seccionarle la cabeza. A lo largo de los tiempos, la magia ha ido evolucionando y transformándose a través de grandes personajes que la han hecho brillar. Pero, ¿quiénes han sido los magos que han marcado historia?

1. Robert Houdin (1805-1871)

Conocido como el padre de la magia moderna, el ilusionista francés logró revolucionar este arte a todos los niveles. No solo aplicó la tecnología y la mecánica más vanguardista a sus juegos, sino que llevó la magia de la calle a los grandes teatros.

Su interés por la magia nació casi por casualidad, cuando llegó a sus manos un libro sobre invocaciones y espiritismo. Por aquella época, existían ciertos personajes que afirmaban tener poderes reales y engañaban a la gente con diversos trucos para sacarles el dinero. Houdin dedicó gran parte de su vida a desacreditarles. A la par, comenzó a desarrollar sus propias ilusiones mágicas, mostrando que lo que parecían milagros eran en realidad imposibles que parecían suceder gracias a los diversos trucos empleados.

El naranjo fantástico, La suspensión etérea o El reloj misterioso son algunos de sus efectos más recordados, algunos de los cuáles han sido versionados por diversos magos a lo largo de la historia.

2. Harry Houdini (1874 – 1926)

Pocos años después de la muerte del gran Robert Houdin, nacía en Budapest el que se convertiría en uno de los magos más famosos de la historia. De origen húngaro pero con residencia en Estados Unidos, este cerrajero de profesión saltó a la fama por sus escapismos.

Su verdadero nombre era Erik Weisz, pero su admiración por Houdin le hizo tomar un nombre artístico que homenajeara a su ídolo. Harry comenzó en el mundo de la magia tras leer Confidencias de un prestidigitador, escrito por Robert. Desde ese momento, se convirtió en su héroe, en su modelo a seguir. Y así lo hizo.

Sin duda, fue el mago más conocido de su época gracias a juegos como La metamorfosis. Para este efecto, metían al mago en un saco dentro de una caja cerrada con cadenas y candados. Después, su ayudante se subía a la caja, y tras taparse solo unos segundos con una cortina, Houdini aparecía liberado encima de la caja y la mujer había tomado su lugar. Con el paso de los años y las miles de versiones que se han hecho sobre este juego, se ha convertido ya en un clásico de las grandes ilusiones.

3. Dai Vernon (1884 – 1992)

En la comunidad mágica se le conoce como el profesor y es, sin duda, el padre de la magia con cartas. Saltó a la fama precisamente porque fue uno de los pocos magos en engañar a Houdini con el conocido juego de “La carta ambiciosa”, por el que se introducía una carta por el centro de la baraja y siempre subía hasta arriba del mazo. Ambos fueron invitados a una cena organizada por la Society of American Magicians en un hotel de Chicago, donde el húngaro vio el efecto hasta ocho veces, examinó el mazo de cartas y las manos de Vernon, pero le fue imposible descubrir dónde estaba el truco.

Canadiense de nacimiento, vivió la magia desde que era pequeño, y es que su padre le enseñó su primer juego a los cinco años. Vernon estudió el arte de la manipulación y las trampas en los juegos de cartas que aparecían en un libro titulado The Expert at the Card Table, cuyas enseñanzas mostraba a la comunidad mágica. Desarrolló también sus propias teorías y creó infinidad de juegos que han sido estudiados y versionados por magos de todo el mundo. El conocido como El Triunfo es uno de los más conocidos.

4. Fu-Machú (1904 – 1974)

Aunque se antoja chino, este as de la magia era británico y su verdadero nombre era David Tobías Bamberg. Vestía ropas tradicionales del país oriental y procedía de una familia con una gran tradición mágica.

Su espectáculo más conocido fue El bazar de magia, en el que intervenían acróbatas, cómicos, magos de renombre internacional y gente de artes diversas. Se mezclaba así la magia clásica, los toques de humor, las grandes ilusiones, la música, las sombras chinescas y el teatro. David representaba a Fu-Manchú, un dueño de una tienda de magia a la que acudían diversos individuos interesándose por el funcionamiento de lo que vendía en sus estanterías. Él iba haciendo los juegos deseados, haciendo una especie de parodia mágica que asombraba a todos los espectadores.

5. Copperfield (1956 – )

Es uno de los grandes pioneros de la magia moderna y ha llevado las grandes ilusiones a otro nivel, además de impulsarlas hacia el mundo comercial. Comenzó su carrera profesional a los 12 años, y solo cuatro años después, ya era profesor de magia en la Universidad de Nueva York.

Sus múltiples apariciones en la televisión y sus grandilocuentes efectos lo llevaron a ser uno de los magos más conocidos del mundo. Entre sus ilusiones más recordadas se incluyen la desaparición de la Estatua de la Libertad, volar sobre el Gran Cañón o atravesar la Gran Muralla China. Pero sus actuaciones no solo se limitan a la televisión, sino que ha llenado teatros en todo el mundo. De hecho, en Las Vegas, tiene su propio teatro, donde actúa de forma permanente.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook