Libros para enseñar a los niños a gestionar las emociones


La lectura es una de las actividades más recomendables para los niños. Les ayuda a conocer palabras nuevas y a incentivar su imaginación y su creatividad así como a tratar las emociones. Hay libros para hablar de emociones según las edades, pero hoy vamos a dar opciones para hablar con nuestros hijos de la alegría, la tristeza y el enfado.

La alegría en los libros

Los libros ayudarán a los niños a pensar y a aprender. Con estos, descubrirán lo que es estar alegres y cómo gestionar esta emoción:

  • Cuentos para educar niños felices: Darles amor incondicional, desarrollar su autoestima, impulsar su autonomía, desarrollar la confianza en sí mismo, valorar su esfuerzo y constancia, vivir con honestidad y sinceridad, respetar su individualidad, saber aplicar límites y normas, aportarle seguridad y educarle en paz y tranquilidad son los diez puntos que desarrolla la autora, Begoña Ibarrola, para que los niños sean felices. Cada uno de los puntos se aprende a gestionar con dos cuentos con ilustraciones de Jesús Gabán.
  • De mayor, quiero ser feliz: Es un libro de cuentos para niños de entre 3 y 9 años para que aprendan a potenciar su autoestima y su positividad. Se verán reflejados en situaciones cotidianas de las que aprenderán a salir con la ayuda de sus padres o profesores. Se tratan temas como el poder de las palabras, el valor de las cosas, cómo tratar con los demás, la confianza en uno mismo, la autoestima o la gestión de la frustración para que nuestros hijos aprendan a estar alegres.

Aprender a gestionar la tristeza con la lectura

A lo largo de la vida, hay situaciones en las que la tristeza nos invade. La pérdida de un ser querido o un logro no alcanzado puede hacer que nos sintamos así. Lo mejor es que enseñemos a nuestros hijos a gestionarla a través de la lectura de estos libros:

  • Los sacos de arena: Mireia Canals nos presenta a Ana, una niña que está triste porque se le ha roto su caja de los tesoros. Como descubre que cuando un niño está triste debe llevar un saco lleno de arena, lo carga a todas partes. Su hermano Javier le ayuda a comprender que la tristeza viene y se va.
  • Vacío: Este cuento de Anna Llenas nos muestra a una niña que tras sufrir una pérdida ve un gran vacío en su interior, lo que le hace estar triste. Tras salir a buscar la forma de llenar ese vacío, comprueba que la solución está en su interior. Comprender esto le ayudará a estar mejor consigo misma y acercarse a los demás.

Reducir las rabietas con cuentos

El enfado es una emoción que nos sobreviene tanto a mayores como a pequeños cuando algo no nos sienta bien. MInimizarlas y enseñar a los niños a gestionarlas es el objetivo de los siguientes cuentos:

  • Qué rabia de juego: Es un cuento que se encuentra en la colección ‘Toni y Tina’ que trata de las emociones. Los protagonistas están jugando a un juego de mesa hasta que Tina se enfada porque no le gusta perder. Tras intentar calmarla, Toni se va a leer un libro. Tras dárselo a Tina, esta comprueba que no es bueno enfadarse y vuelven a jugar. Al final del cuento, hay unas actividades para que los niños puedan aprender a gestionar el enfado.
  • Vaya rabieta: Roberto es un personaje creado por Mireille d´Alllancé que tiene un mal día. Este niño se enfada tanto que su padre lo manda a su cuarto. Allí, descubre a la cosa, un monstruo que es la exteriorización de toda su rabia y que se dedica a romper cosas y desordenar su habitación. Llegado un momento, Roberto se da cuenta de que está rompiendo cosas que le importan y es cuando aprende a gestionar el enfado.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook