Las propiedades del aceite de orégano: beneficios para tu salud


El orégano es una planta herbácea del género Origanum que pertenece a la familia de las labiadas y cuyo uso es muy popular en la cocina mediterránea. Es ideal para aderezar platos como carnes, ensaladas o pastas y, sin duda, es el condimento indispensable para elaborar pizzas. 

Aunque es comúnmente conocido por su aroma y sabor, ¿conoces las propiedades de esta planta? Se trata de una hierba que se ha utilizado desde hace miles de años como medicina natural para el tratamiento de problemas digestivos, afecciones respiratorias y para aliviar dolores como el de garganta

Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), el orégano es fuente de nutrientes como las proteínas y de sustancias no nutritivas pero esenciales para el correcto funcionamiento del organismo como el hierro, calcio, potasio, magnesio, fósforo, niacina, vitamina A, timol y carvacrol

En este sentido, cabe destacar su alto contenido en minerales y vitaminas, siendo “una de las sustancias activas más presentes en los aceites esenciales del orégano los compuestos fenólicos timol y carvacrol”, que poseen una potente actividad antimicrobiana.

¿Qué efectos positivos tiene en la salud?

El aceite esencial de orégano se obtiene de la destilación de las hojas y flores de esta planta y se suele utilizar para ayudar a mejorar afecciones de la piel como el acné, el pie de atleta, las verrugas, las heridas o la psoriasis. “También se usa para las picaduras de insectos y de arañas, los dolores de muelas, musculares y articulares y para las venas varicosas”, destacan en MedlinePlus. 

Salmón

En este sentido, este producto natural es ampliamente conocido por tener efectos antimicrobianos, antivirales y antifúngicos. También destacan sus propiedades antisépticas por su elevada cantidad de fenoles.

Algunas investigaciones sugieren que el consumo de productos específicos de aceite de hoja de orégano de forma diaria podría ayudar a combatir determinados parásitos. Además, la aplicación del extracto sobre la piel después de una cirugía leve podría contribuir a disminuir el riesgo de infección y acelerar la cicatrización, tal y como sugiere la Natural Medicines Comprehensive Database, que se encarga de evaluar la eficacia de este tipo de productos naturales.

Por último, al tener propiedades antioxidantes, el aceite de orégano neutraliza la acción perjudicial que los radicales libres pueden causar en el organismo protegiendo a las células frente a determinadas afecciones. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook