“Las empresas que complementan el trabajo humano con robots son imparables”


El almeriense Ramón González es el fundador y director de Robonity. Es doctor en robótica e ingeniero en informatica por la Universidad de Almería. Tiene un certificado en Contabilidad y Finanzas por el Imperial College y en Emprendimiento Tecnológico por la Universidad de Harvard. Ha recibido numerosos reconocimientos como la Medalla de la Real Academía de Ingeniería de España y la Medalla de Andalucía.

¿Cómo ha logrado trasladar a la agricultura todo el conocimiento adquirido durante tu etapa como investigador el MIT?

Tomar la decisión de dejar el centro más importante del mundo en ingeniería, MIT, sólo puede explicarse por una fuerte convicción de hacer mejor a tu tierra y tu país. Esta es la razón de ser de la startup que creé cuando volví a Almería, robonity. En robonity utilizamos tecnología de vanguardia liderada por la robótica y la inteligencia artificial para hacer mejor la agricultura y lo hacemos conociendo en profundidad que es lo que quita el sueño a todos los agentes involucrados en la agricultura. Buen ejemplo de ello, es nuestra última innovación Mobibuk para la gestión de explotaciones agrícolas.

Ramón González, CEO de Robonity
Robonity

¿El futuro de la agricultura pasa por la tecnología?

Hablar de la agricultura es hablar del futuro de la humanidad, es uno de los sectores más claros donde el correcto y preciso uso de la tecnología va a solucionar grandes retos y problemas. Ese es el ADN y el lema de robonity: trabajamos en la agricultura del mañana, hoy.

¿Cómo ha aprovechado ese conocimiento en tecnología punta para resolver los problemas cotidianos de agricultores y empresas agrícolas?

Trabajar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), colaborar con la NASA y con la OTAN significa trabajar en la punta de lanza de la tecnología mundial. Pero como bien me enseñaron en el MIT, lo importante de la tecnología es aplicarla a resolver problemas cotidianos. En robonity trabajamos en dos líneas principalmente una a través de contratos de consultoría y desarrollo donde robotizamos y optimizamos procesos en centros de manipulado hortofrutícola. 

Trabajar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), colaborar con la NASA y con la OTAN significa trabajar en la punta de lanza de la tecnología mundial

Por otro lado, llevamos a cabo proyectos de I+D internos, los cuales tienen como objetivo lanzar productos innovadores al mercado dando respuesta a problemas concretos. Por ejemplo, gracias a Mobibuk nuestros agricultores están mejorando la calidad de sus productos y ahorrando dinero debido a un mejor control de sus gastos de operación.

¿Los robots y la tecnología vienen para ayudar a las personas o puede llegar un momento en el que reemplacen a los humanos?

Si uno revisa la historia de la robótica pronto se dará cuenta que los robots siempre han venido para ayudarnos a ser mejores bien sea en labores tediosas y repetitivas (por ejemplo, robots usado para la fabricación de automóviles) o incluso en labores arriesgadas para los seres humanos (por ejemplo, robots de explotación planetaria).

La robótica como toda tecnología disruptiva va a suponer cambios, pero eso no significa que sean malos. ¿Alguien reemplazaría ahora los tractores agrícolas por los mulos o los automóviles por los carruajes? Lo mismo ocurre y ocurrirá con la robótica. La robótica y la tecnología en general son imparables.

Los robots aprenden de los humanos en entornos domésticos
Los robots aprenden de los humanos en entornos domésticos.
Toyota Research Institute

La robótica creará más puestos de trabajo, especialmente, en puestos que requieran una mayor especialización?

Muchas de las empresas más potentes del mundo ya emplean robots en sus procesos productivos y el porcentaje de empresas sube año a año. Pero, la robótica no sólo encuentra cabida en los robots industriales, sino que los robots están cada vez más cerca nuestra, es la llamada robótica de servicios. Por ello, debemos apostar por incrementar la formación de nuestros estudiantes españoles en todas las materias relativas a la robótica especialmente la ingeniería y debemos apoyar a las empresas privadas con líneas de I+D en robótica. La cuestión es: ¿queremos que España produzca esa tecnología o queremos que España compre esa tecnología a otros? Ahora es el momento de decidir.

¿Cómo se puede mejorar la productividad con robots?

La robótica al igual que la tecnología no sólo mejora la productividad sino la calidad. Las empresas que complementan el trabajo humano con robots son imparables, pues toman lo mejor de ambos mundos. Por ejemplo, en Almería los centros de manipulado hortofrutícola emplean robots para tareas tediosas como empaquetar cajas y palets y a personas para empaquetar y encajar tomates en cajas de forma minuciosa. Almería es un gran ejemplo de como ambos mundos pueden cooperar y mejorar el uno al otro.

A medio plazo, ¿llegaremos a ver humanoides o droides del estilo de la Guerra de las Galaxias?

No sólo a medio plazo sino que ya a día de hoy existen humanoides dándonos la bienvenida en museos españoles, o robots manipuladores en hospitales españoles controlados por cirujanos en Nueva York, e incluso pequeños robots barriendo nuestro salón y dormitorio o taxis sin conductor en las calles de Singapur. La robótica de servicios ya está aquí y todos debemos congratularnos por ello.  



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook