La bonita historia familiar tras la celebración del gol de Asensio al Ajax


El Real Madrid celebra uno de sus goles al Ajax en la ida de octavos de final de la Champions League.
EFE

Marco Asensio fue el héroe inesperado del Real Madrid ante el Ajax de Ámsterdam en la ida de octavos de final de la Champions League. El mallorquín, que no está cuajando una temporada demasiado brillante en comparación con las anteriores, aprovechó una gran jugada de Vinícius para anotar el 1-2 que daría la victoria a los blancos en un partido que se les puso muy cuesta arriba.

El extremo español celebró el tanto de una manera un tanto curiosa. Extendió la palma de una de sus manos y con la otra fingió tener un cuchillo, como si estuviera untando algo con pan. La historia tras esa extraña forma de festejar tiene mucha más emotividad de la que parece, como ha desvelado ‘Marca’.

Asensio es de orígenes holandeses por parte de su madre, Maria Gertruida Margaretha Willemsem, que murió en 2011. Por eso, aprovechando la visita del chico a Ámsterdam, once de sus familiares fueron al partido a verle, con la esperanza de que jugase unos minutos, como finalmente ocurrió. En las gradas estaban su padre, su hermano, su abuela, sus tres primos, sus tres tíos, una tía y la novia de uno de los primos.

La dedicatoria iba hacia ellos: Asensio es un apasionado de una mantequilla de cacahuete de una marca específica que no comercializan en España y que sus familiares le envían desde Holanda cada vez que pueden. A ellos, y de rebote a su desaparecida madre (a quien siempre le dedica los goles señalando al cielo), iba esa curiosa dedicatoria, que él mismo recogió en twitter.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook