Ibrahimovic se retiró con molestias tras casi anotarle un triplete al Napoli | Fútbol 123


Marcó uno, dos, le anularon el tercero y ocurrió lo que nadie en el Milan quiere ver. Zlatan Ibrahimovic se rompió. El sueco notó un pinchazo en la parte posterior del muslo y pidió el cambio a los 79 minutos de partido.

Era el héroe de San Paolo. Había abierto la veda con el primer gol, y dejado el encuentro casi visto para sentencia con el segundo. Llegó incluso a marcar un tercero, pero este fue anulado.

Era una noche perfecta, pero amenazó con tornar en pesadilla para los hinchas del Milan. Porque el corazón se les encogió a todos cuando vieron que el veteranísimo ariete sueco se echaba la mano a la pierna y se ponía a hacer estiramientos.

Se había roto. Había notado el clásico pinchazo en la musculatura. Intentó seguir, pero sabía que no le convenía hacerlo. Ibra es ‘perro viejo’ y por desgracia para él sabe qué es tener que lidiar las lesiones, aunque estas no sean habituales en él gracias a su privilegiado físico.

La cautela imperó, y pidió el cambio. A los 79 minutos de partido, con 1-2 en el marcadorZlatan dejó su sitio a Colombo, y vio desde el banquillo como Hauge sentenciaba, en el 95′, por fin un partido que amagó con atragantársele a los ‘rossoneri’.

 

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook