Gil Yepes: Maduro pretende ganar tiempo y huye hacia adelante


José Antonio Gil Yepes, directivo de Datanalisis, señaló que dada las amenazas de una elección presidencial adelantada y que todas las opciones están sobre la mesa, Nicolás Maduro huyó, pero hacia adelante.

«Maduro propuso  adelantar la elección de diputados de la Asamblea Nacional, esta propuesta puede verse como una retaliación de alto costo en contra del adelanto de la elección presidencial». Dijo Gil Yepes a través de nota de prensa.

A su juicio, más contundente sería que la oposición, en vez de competir sólo contra él, tendría que competir dentro de si misma por las diputaciones y dispersaría sus recursos. «El mismo truco de Chávez en 2004, cuando adelantó las elecciones de gobernadores para ubicarlas en pleno proceso del revocatorio».

Agregó que lo más revelador es que esa propuesta deja a Maduro sin argumentos para negarse a adelantar las elecciones  presidenciales. «Entonces no luce que sea su intención ir a tal elección».

Aseveró que una hipótesis alternativa es que Maduro, al verse acorralado, recurrió a esta estrategia para «comprar» tiempo mediante las negociaciones que surgirían sobre las condiciones electorales actuales». Ya el Grupo Internacional de Contacto abrió este camino al reformular su propuesta inicial de ir a elecciones en 90 días a ir a elecciones después de acordar las condiciones».

Recordó que lo mismo se planteó en Noruega;  por lo que considero, que el objetivo de Maduro puede ser llegar al 05 de enero de 2020 y lograr los votos de una oposición conciliadora para elegir una directiva mixta de la Asamblea, relevando a Juan Guaidó de la presidencia. «De hecho, Maduro invitó a los líderes de AD, UNT y AP a buscar un acercamiento».

Recalcó que de parte de la oposición, el planteamiento de Maduro la pone contra el tiempo. «Si opta por no votar, Maduro puede insistir en la elección de los diputados, en la cual predominarían los chavistas. Si la oposición opta por participar, sería perentorio elegir sus candidatos únicos y apostarle a que Guaidó le ganaría hoy a Maduro 82 a 18%. Una ventaja que no se puede escamotear, si hay unidad. Pero, si la oposición presenta varios candidatos, se dispararía la abstención, entre un 35-45%».

Dado ese panorama, aseguró que el chavismo le sembraría falsos candidatos; «y los votos opositores se repartirían entre tres o cuatro candidatos, por lo que Maduro y los suyos pudieran ganar». Concluyó.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook