Ex Menudo Roy Roselló a Edgardo Díaz: “La pedofilia no prescribe”


Roy Roselló, exintegrante de Menudo, reveló su intención de llevar a la corte a Edgardo Díaz en Estados Unidos. 

El cantante asegura que el manager y creador del grupo boricua abusó sexualmente de él mientras pertenecía a las filas de la banda juvenil, en 1983. 

Roselló anunció que emprenderá la batalla legal en territorio norteamericano porque “la pedofilia no prescribe” y también porque los supuestos abusos de Edgardo Díaz contra él se perpetraron en diferentes lugares de EEUU. 

“Yo fui el único integrante el cual no hizo ningún tipo de audición en Menudo, porque todos saben que yo entré en Menudo porque Edgardo simplemente él me vio y se enamoró de mí (sic)”, dijo Ray Roselló en una entrevista que concedió para el programa Ventaneando.

En el pasado, el retirado artista había formulado algunas acusaciones, pero el estreno de Súbete a mi moto, en Amazon Prime, revivió sus recuerdos. 

De acuerdo con lo contado por el hoy pastor evangélico, Edgardo Díaz lo buscaba en su casa para convencerlo de que se uniera a Menudo, proposición que tuvo que aceptar por imposición de su propia madre.

“Cuando él llegó a mi casa con la maleta y el contrato, yo me escondí en el clóset y le dije (a mi madre) ‘Mamá no permitas que este señor me lleve’. Ahí mi mamá me dijo; ‘Hijo, hazlo, hazlo por mí, por tus hermanos, por la familia, es para que tengamos una vida mejor’. Yo salí llorando, hice la maleta, firmé el contrato y me fui con él con mucho dolor. Mi mamá no sabía del abuso, porque si hubiera sabido se hubiera puesto brava y no me hubiera dejado ir con él”, subrayó.

Roselló fue aún más allá en sus señalamientos, ya que dio a conocer que doña Panchi, madre de Edgardo Díaz, estaba al tanto de la situación, razón por la que no estuvo de acuerdo con que él ingresara a la agrupación. 

“Claro que ella sabía, porque ella entendía las consecuencias al momento que yo entraba en Menudo, que eso podía ser un escándalo mundialmente, que yo lo podía decir en algún momento. Sabía el disturbio que Edgardo tenía, que él era un pedófilo. Y la mamá sabía de esos desvíos de él, y la mamá jamás estuvo de acuerdo con que yo entrara en Menudo. La mamá le decía: ‘Pero es que tú no puedes poner ese chico en Menudo, porque tú imagínate…’, y yo escuchaba a ellos peleando en la sala en cuanto yo estaba en el cuarto de él encerrado y yo escuchaba las conversaciones de ellos (sic)”, expresó.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook