Estados Unidos mira a Maricopa, el condado de Arizona que puede dar esperanzas de victoria a Trump


Tres días después de las elecciones de Estados Unidos, aún quedan cinco estados en liza, dos de los cuáles, Nevada y Georgia, se decantan por el momento y de forma muy ajustada por Biden; y Texas, Carolina del Norte y Pensilvania, que lo hacen por Trump. Sin embargo, en las últimas horas las miradas de los norteamericanos están puestas en el condado de Maricopa, en Arizona, que puede volver a alterar los resultados.

En muchos medios estadounidenses, Arizona fue rápidamente atribuido a Joe Biden pese a llevar un porcentaje aún bajo de escrutinio, por lo que, con sus 11 delegados, el candidato demócrata llevaría una ventaja de 264 contra los 214 de Trump. Sin embargo, durante las últimas horas el actual presidente ha ido recortando distancias hasta situarse a menos de 50.000 votos de Biden.

El escrutinio supera ya el 90% y quedan poco más de 200.000 votos por contar, la mayoría de ellos, en el condado de Maricopa, de ahí el interés generado. Es este territorio, al que pertenece la ciudad de Phoenix, es conocido principalmente por su sheriff, Joe Arpaio, un extremista antiinmigrantes que ha sido reelegido cada cuatro años en el condado y que se ha ganado el apodo de “el Trump de Arizona” hasta que en 2016 fue desbancado gracias al voto de latinos y jóvenes progresistas.

Con más de 4,5 millones de habitantes, Maricopa se ha convertido en uno de los territorios más disputados de todo el estado de Arizona debido a los cambios demográficos que ha sufrido durante toda su historia. De hecho, Maricopa ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en población hispana en relación al total de sus habitantes. El Centro de Investigación Pew calcula que cerca de 1,4 millones de latinos residen en ese condado. 

Arizona, feudo conservador

Arizona, aunque varios medios se lo han concedido a Biden, es un feudo conservador inexpugnable desde que en 1996 el progresista Bill Clinton (1993-2001) ganase. Que el resultado final de este estado se decida en Maricopa ha hecho que los seguidores de Trump se manifiesten incluso portando armas con cánticos sobre la ilegitimidad de las elecciones y la necesidad de repetirlas en caso de que no todos los votos sean contados.

En las últimas horas, Trump ha recortado la ventaja de Biden en Arizona hasta situarse a menos de 50.000 votos. Sus 11 votos electorales pueden ser determinantes, a la espera de lo que ocurra en otros estados como Pensilvania o Georgia. El objetivo es llegar a los 270 votos electorales y, el marcador a estas horas es el siguiente: Trump 214 y Biden 264 con los votos de Arizona o 253 sin ellos. Sin embargo, además de los votos del condado de Maricopa, también faltan por contar los de otros condados tradicionalmente muy azules, es decir, que votan demócrata: Pima, Coconino y Santa Cruz.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook