En medio de las protestas en Bielorrusia, Lukashenko pide a Rusia más armamento


El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ha solicitado a Rusia en plenas protestas antigubernamentales más armamento con el fin de “fortalecer la seguridad de la Unión Estatal” entre ambos países.

Versión impresa

En una reunión en Minsk con el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, Lukashenko explicó que habló con su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, sobre abordar esta cuestión en este encuentro, de acuerdo con la agencia oficial bielorrusia BELTA.

“Pedí también al presidente de Rusia algunos tipos de armas. Le dije que cuando usted venga, veremos qué y dónde necesitamos fortalecer para proteger la Unión Estatal”, dijo.

El mandatario afirmó que “los últimos sucesos muestran que es necesario proteger con más valor los intereses tanto de los bielorrusos como de los rusos”, en referencia a las protestas que sacuden el país desde hace más de cinco semanas contra el resultado oficial de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto.

Lukashenko, quien lleva las riendas de Bielorrusia desde hace 26 años, fue declarado ganador de los comicios presidenciales con un 80,1 % a su favor, resultado calificado de fraudulento por la oposición y rechazado por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, que amenazan con sanciones.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

El presidente bielorruso ha acusado en varias ocasiones a Occidente de estar detrás de “planes desestabilizadores” contra su país y de apoyar a la oposición.

“Si alguien piensa que Bielorrusia está débil, que no resistiremos, que Rusia nos dará de lado, pues eso son reflexiones de tontos. Estamos en condiciones de controlar la situación no solo en Bielorrusia, sino a todo lo largo de nuestras fronteras”, afirmó.

El mandatario aseguró al ministro de Defensa ruso que podía confiar en la capacidad del país de defender la “Patria común, desde Brest a Vladivostok“. Shoigú viajó a Minsk acompañado de una delegación militar a fin de “abordar temas de la cooperación militar bilateral”.

VEA TAMBIÉN: Sudán corta el internet móvil a todo el país para evitar trampas en exámenes

Bielorrusia y Rusia han comenzado esta semana unas maniobras antiterroristas denominadas “Fraternidad eslava”, en las que participan unos 1.500 soldados y más de 150 unidades militares, desde aviones y vehículos a dispositivos especiales.

En los ejercicios, que se celebran desde 2015, también iba a participar Serbia, que renunció la semana pasada por “una fuerte e inmerecida presión de la Unión Europea”, de acuerdo con el ministro de Defensa, Alesandar Vulin.

Lukashenko, que ha sido crítico durante los últimos tiempos con Rusia e incluso censuró durante la campaña electoral los “intentos rusos” de desestabilizar la situación en su país, ha tenido que cambiar de estrategia y acercarse a Moscú, que le ha dado un espaldarazo.

 



  • MÁS INFORMACIÓN

    ¿Deseas opinar sobre este artículo?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    SiteLock
    Facebook