El Parlamento Europeo respalda endurecer el control de sustancias para evitar la creación de explosivos caseros


Imagen de archivo de la Guardia Civil de una operación en 2016 que se saldó con la detención de tres personas que difundían tutoriales para fabricar explosivos caseros.
GUARDIA CIVIL

El pleno del Parlamento Europeo aprobó en su último pleno normas más estrictas para el uso y venta de determinados productos químicos que pueden utilizarse para fabricar explosivos caseros, empleados en los últimos grandes atentados terroristas en suelo comunitario.

Entre ellos se encuentra el ácido sulfúrico que se usa para producir TATP, el explosivo usado en los atentados de 2015 en París, de Bruselas en 2016 y de Manchester (Reino Unido) en 2017.

También endurecerá las condiciones para obtener licencias de compra y uso de sustancias precursoras de explosivos y se pondrá fin a los sistemas de registro actuales que permiten comprar sustancias restringidas solo mostrando una tarjeta de identificación.

Igualmente, la venta por internet estará sujeta a estas mismas normas así como a la obligación de notificar transacciones sospechosas.

Las restricciones no se aplicarán a los profesionales que necesiten usar estos productos químicos para su oficio o profesión, precisaron los eurodiputados.

El nuevo reglamento se aplicará 18 meses después de su publicación en el Diario Oficial de la UE. Por lo que respecta a las licencias ya emitidas, seguirán teniendo validez los doce meses posteriores al inicio de la aplicación de las nuevas reglas.

Las nuevas reglas fueron respaldadas con 616 votos a favor, siete en contra y 21 abstenciones, explicó en un comunicado el PE, que añadió que para su entrada en vigor sólo falta la adopción formal del Consejo de la Unión Europea (los países miembros).

La Eurocámara indicó que cerca del 40% de los ataques terroristas perpetrados en la UE entre 2015 y 2017 se llevaron a cabo con explosivos caseros, “lo que evidencia las lagunas en el ordenamiento vigente”.

Además, señaló que las amenazas a la seguridad evolucionan constantemente dado que los terroristas utilizan nuevas fórmulas y técnicas para preparar este tipo de explosivos.

La nueva normativa respaldada por el Parlamento Europeo pretende “cubrir las brechas” legales actuales añadiendo nuevos productos químicos a la lista de sustancias prohibidas en la Unión.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook