el objetivo son ordenadores personales, farmacéuticas y laboratorios relacionados con la Covid


El CCN-CERT, el equipo de respuesta a incidentes informáticos del Centro Criptológico Nacional, ha presentado su último informe sobre Ciberamenazas y Tendencias para 2020. En él se recogen los principales incidentes, amenazas y métodos de ataque empleados a lo largo tanto de este año como del 2019.

El actual propietario de la cartera de bitcoin con 637 millones de euros pide ayuda hasta a Google

El estudio concluye una idea principal: que el coronavirus ha tenido una gran influencia en los ciberataques y que ha sido “un elemento disruptivo“. 

“Esta situación ha influido, desde múltiples puntos de vista, en el panorama de la ciberseguridad global; en especial, ha sido aprovechado por actores hostiles para, al amparo de la situación sufrida, potenciar desde operaciones de influencia o robo de información hasta campañas deransomware“, dicen los investigadores del CCN-CERT.

A corto plazo, la tendencia parece indicar que la COVID-19 seguirá marcando el comportamiento de los ciberdelincuentes y muchos de los riesgos estarán relacionados con la pandemia.

El cibercrimen está azotando duramente al sector empresarial español.

Especialmente las vulnerabilidades tendrán que ver con el aumento del teletrabajo: “El mayor uso de soluciones en la nube, conexiones VPN, servicios de escritorio remoto virtual, redes de confianza cero y gestión de identidades, servicios y tecnologías para el acceso remoto, uso de herramientas colaborativas, aplicaciones de videoconferencia, etc. generará que los ataques a estos entornos, en especial a los sistemas públicamente expuestos, sigan creciendo”, subrayan.

En esta misma línea, es previsible que los ataques “relacionados con redes domésticas o dispositivos personales” se incrementen. El objetivo no será otro que acceder “a la infraestructura de la organización del empleado” para lograr diferentes fines, entre los que el ciberespionaje será uno de los principales.

“Las entidades han aumentado su superficie de exposición” por lo tanto los “actores patrocinados por los estados” dispondrán de “nuevas vías de entrada a sus objetivos”.

La web te dice al instante si tu contraseña formó parte de algún hackeo masivo en la red

Por último, en el marco de la pandemia, es de esperar que los ataques a farmacéuticas y laboratorios de investigación dedicados al COVID-19 -o a víctimas relacionadas con el sector- aumenten con diferentes objetivos: ciberespionaje, extorsión, destrucción de información o incluso operaciones de influencia hacia la opinión pública.

Un mundo cada vez más grande y cada vez más digital

La evolución de la población mundial sigue al alza, dice el informe, y de la misma forma el número de internautas y, por tanto, la población digital, también crece sin parar. Según datos de Naciones Unidas, más de 7.750 millones de personas habitan el planeta en 2020, de los que el 67% disponen de un dispositivo móvil, el 59% -4.450 millones, un 7% más que el año anterior- son ciudadanos digitales y un 49% -3.800 millones, un 9,2% más que el año anterior- son usuarios de redes sociales en el mundo.

Pantalla en un ordenador portátil afectado por el ataque del 'ransomware' WannaCry.

Focalizándonos en España, según datos de la misma fuente, en enero de 2020 había 42,4 millones de usuarios de internet, un 4,3% superior al año anterior, alcanzando una tasa de uso del 91% de la población. Más de 29 millones de personas en nuestro país usan las redes sociales.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook