Donald Trump puede ser dado de alta este lunes si sigue mejorando ante la COVID-19


El presidente estadounidense, Donald Trump, puede recibir el alta de su convalecencia por COVID-19 este lunes, si sus síntomas siguen mejorando y se mantiene activo, con una saturación de oxígeno en sangre adecuada y sin fiebre, indicó Brian Garibaldi, uno de los miembros del equipo médico del hospital militar en el que se encuentra.

Versión impresa

Garibaldi indicó este domingo en rueda de prensa desde el hospital militar de Walter Reed que si Trump mantiene su actividad, movilidad y se mantiene sin problemas respiratorios “podría ser dado de alta mañana”.

“Está evolucionando muy bien y si continúa así volveremos a la Casa Blanca”, añadió el médico personal del presidente, Sean Conley, quien confirmó que el mandatario fue conectado a oxígeno suplementario el viernes por la mañana al experimentar una caída de los niveles en sangre, una caída que se repitió con menor gravedad el sábado.

El equipo médico que atiende al presidente estadounidense, Donald Trump, por COVID-19 se mostró esta tarde “cautelosamente optimista” tras una jornada en la que el mandatario no presentó fiebre y no necesitó oxígeno suplementario, aunque reconoció que el mandatario “no está fuera de peligro”.

En un comunicado, el médico presidencial, Sean Conley, reiteró que Trumo “continúa bien” y ha “hecho progresos sustanciales desde su diagnóstico”, que se dio a conocer en la madrugada del jueves al viernes.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

El presidente no presentó fiebre durante el sábado y no requirió oxígeno suplementario, “con un nivel de saturación entre el 96 y el 98 % durante todo el día”.

“Aunque no está fuera de peligro, el equipo (médico) es cautelosamente optimista”, indica el comunicado, que añade que durante el domingo el presidente continuará en observación y recibirá una nueva dosis del antiviral Remdesivir, al que respondió sin complicaciones.’

Según el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, las próximas 48 horas serán “críticas” para saber si el presidente se enfrenta o no a un caso agresivo de COVID-19.

Trump “ha pasado la mayor parte de la tarde trabajando y se ha movido por la suite presidencial sin dificultad”, afirma el médico presidencial.

VEA TAMBIÉN: Egipto saca a la luz 59 sarcófagos de hace 2,600 años con sus momias intactas

Esta mañana, Conley, acompañado de todo el equipo médico y de enfermería que atiende al presidente Trump en el complejo hospitalario militar de Walter Reed, aseguró que se encontraba evolucionando “muy bien”, pero evitó aclarar si el mandatario recibió oxígeno suplementario el viernes.

Según el diario The New York Times, los niveles de oxígeno en sangre del mandatario cayeron el viernes y se le administró oxígeno antes de ser traslado al hospital. El mandatario también mostró fiebre y fatiga.

Conley, un médico osteópata, comandante de la Armada y médico del presidente desde 2018, no quiso especular hoy cuándo podrían dar de alta al mandatario, pero será importante observar su progresión en los próximos días.

 





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock