Detenidas cuatro personas en relación con el ataque con explosivos en Lyon


La calle Víctor Hugo de Lyon, tras la explosión.
Prefectura de la región Auvergne-Rhône-Alpes et du Rhône

Cuatro personas fueron detenidas este lunes en Lyon en relación con el ataque que tuvo lugar el pasado viernes con una mochila bomba en el centro de la ciudad, que provocó trece heridos, según han informado fuentes de la Fiscalía.

“Un sospechoso acaba de ser detenido”, ha dicho el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, a través de su cuenta en Twitter, antes de aplaudir la movilización de las fuerzas de seguridad y las autoridades.

Entre los detenidos, un estudiante de informática de 24 años, de nacionalidad argelina, sospechoso principal del ataque, que fue arrestado en Lyon, al este del país, cuando bajaba de un autobús. Tras él, fueron arrestadas otras tres personas de su entorno. Los otros tres detenidos tras el primer arresto son los padres y el hermano del principal sospechoso, según ha señalado la cadena privada BFM TV

El sospechoso ha sido detenido en Lyon y se espera que sea trasladado próximamente a París para una primera vista judicial. Según las informaciones facilitadas por el diario francés ‘Le Figaro’, el hombre no tendría antecedentes ni habría estado bajo vigilancia antes del ataque.

Las autoridades registran ahora su domicilio situado en Oullins, en la periferia de Lyon, donde se han desplazado una quincena de vehículos de las brigadas especiales. El edificio ha sido desalojado por miedo a que haya explosivos en el apartamento del sospechoso.

De hecho, según la cadena de televisión francesa , la Policía lo había identificado este domingo pero esperó a que saliera de su casa por temor a que tuviera más material explosivo.

Las cámaras de seguridad captaron la imagen del sospechoso

Los investigadores llegaron a él ayudados por las numerosas cámaras de videovigilancia colocadas en el centro de la ciudad y por un resto de ADN hallado en la bolsa en la que estaba el explosivo artesanal con clavos, tornillos y perdigones, que situó frente a una panadería el pasado viernes por la tarde.

La Fiscalía Antiterrorista investiga los hechos como un posible acto de terrorismo, si bien el jefe de la Fiscalía Antiterrorista de París, Remy Heitz, enfatizó el sábado que por ahora ningún grupo ni individuo ha reivindicado la autoría del ataque.

El Ministerio de Interior decidió inmediatamente después del ataque reforzar la seguridad en lugares públicos y eventos deportivos, culturales y religiosos como medida de prevención.

Todos los heridos sufrieron daños por el impacto de los metales en sus miembros inferiores y ninguno sufrió daños graves.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook