déficit fiscal supera los 3 billones de dólares en 2020


Se trata del déficit de las cuentas públicas más alto en la historia de EEUU, más del doble del récord anterior registrado en el 2009 cuando, en plena recesión por la crisis hipotecaria, el rojo alcanzó 1,4 billones de dólares. Pero, lo cierto es que también ha sido la peor crisis sanitaria en la historia moderna de EEUU y la adminsitración Trump y el Congreso respondieron con varios paquetes de ayuda para mantener la economía a flote y aliviar la difícil situaciónd de los estadounidenses, tras el virus que surgió en China y que se expandió por casi todo el mundo por la irresponsabilidad del régimen de Pekín.

Los ingresos del fisco alcanzaron 3,42 billones de dólares, por debajo de lo esperado en este año de pandemia, debido a un brutal quiebre de la actividad económica a partir de marzo tras las medidas de confinamiento para enfrentar el COVID-19.

La caída de ingresos de empresas y hogares disminuyó los pagos de impuestos.

Pero es el gasto público, que aumentó “considerablemente”, el que explica la mayor parte del incremento del déficit, destacó el Tesoro.

El gasto del gobierno federal creció 47% sobre el ejercicio fiscal 2019, para alcanzar 6,5 billones de dólares.

Los cheques directos a los hogares, ayudas adicionales a los desempleados, préstamos a pequeñas y medianas empresas: el plan de reactivación adoptado a fines de marzo por la Casa Blanca y el Congreso preveía 2,2 billones de dólares de recursos para inyectar en la economía vía consumidores y empresas, y recibió 500.000 millones más en abril. En marzo se aprobó además un primer paquete de 250,000 millones de dólares para las aerolíneas y pequeños negocios.

Desempleo

Las medidas no evitaron que decenas de miles de trabajadores fueran despedidos, lo cual llevó los subsidios por desempleo a niveles nunca vistos.

Resultado, los gastos del Departamento de Trabajo alcanzaron en el 2020 unos 477.500 millones de dólares, 441.100 millones por encima de lo previsto antes de la pandemia.

“Este aumento se debe principalmente a gastos más altos para seguros de desempleo”, explicó el Tesoro en su comunicado.

La tasa de desempleo que estaba en 3,5% en febrero, terminó en 14,7% en abril.

La deuda crece

Sin sorpresas, la deuda de la mayor potencia mundial crece también, para alcanzar 26 billones de dólares a finales de septiembre.

El costo del crédito sin embargo está en mínimos históricos y el Estado federal puede contar con un costo de endeudamiento de casi cero.

A largo plazo, el servicio de la deuda podría traducirse en un descenso de recursos para programas de educación o sociales, advirtieron algunos economistas.

Demócratas y republicanos llevan meses empantanados en discusiones sobre nuevas medidas que restauren el expirado paquete de 2,2 billones de dólares de la ley CARES, aprobada en marzo cuando la pandemia llegó a Estados Unidos. Cualquier nuevo programa de estímulo agravará nuevamente el déficit público.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook