Continúa la problemática de fiebre aftosa en Boyacá


Ante la problemática presentada en el departamento por la aparición de un brote de fiebre aftosa en Sogamoso, el Instituto Colombiano Agropecuario ICA y la Gobernación departamental a través de la Secretaría de Fomento Agropecuario, anunciaron que tomarán medidas para el control de la enfermedad y para brindarles garantías a los ganaderos de la región.

Maryluz Villamil, subgerente de Protección Animal del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, indicó que desde el primer momento en que se notificó a la Unidad de Sanidad Animal del brote, se tomó la medida de cuarentena en el predio afectado y se hizo el sacrificio de los 18 animales que se encontraban allí.

“Se estableció una zona de tres kilómetros en donde los funcionarios del ICA están visitando predio a predio, con el fin de examinar cada animal que encuentran. Así mismo se estableció una zona de vigilancia en donde se empezará a hacer la vacunación de los semovientes que se encuentren. Esperamos terminar en una semana con el fin de impedir que a enfermedad salga a otros sectores de la provincia de Sugamuxi”, explicó Villamil.

Reforzando los controles 
El gobierno también colocó 16 nuevos puestos de control de movilización para desinfectar todo vehículo que salga y hacer control de las guías de movilización. En cuanto al manejo de la leche, los ganaderos han podido sacar sus productos con destino a las pasteurizadoras y los centros de acopio.

La funcionaria anunció que se levantará la cuarentena en la planta de beneficio  de Sogamoso el próximo 15 de octubre, sino se presentan nuevos casos de fiebre aftosa; sin embargo Sogamoso continuara en cuarentena, contabilizada desde el momento en que comenzaron los sacrificios de ganado, es decir el 6 de octubre.

El foco fue notificado a la Organización Mundial de Sanidad Animal OIE, por lo que el país actualmente no cuenta con el estatus de Libre de Aftosa con Vacunación. El país normalmente tiene relaciones comerciales con países del oriente medio, pero hasta que no se cierre el mercado de exportación, la carne se podrá seguir distribuyendo.

Origen desconocido 
Villamil afirmó que el predio en donde se presentó el foco, estaba al día en el esquema de vacunación y estaba a punto de recibir la certificación en buenas prácticas ganaderas, brucelosis y tuberculosis, así que aún no se ha aclarado cuál fue el origen de la enfermedad. La primera hipótesis es que pudo haber ocurrido una inmunosupresión por condiciones de salud propios en un animal.

“Lo que sí sabemos es que hubo transmisión del virus entre el ganado de ese predio, y según las pruebas de laboratorio, se determinó que el virus sigue circulando entre el ganado de la zona de contención”, explicó.

 El ICA seguirá investigando el origen del virus, dado que se puede transmitir por elementos como botas o camiones.

La funcionaria explicó que la mayoría de las reses del país sufren de estomatitis vesicular, que es una enfermedad muy similar a la fiebre aftosa, por lo que ha sido difícil determinar desde el laboratorio, la presencia del virus en todos los animales de la zona afectada. 

El contrabando 

El control del contrabando se hace en las inspecciones a los camiones que circulan, ya que si se encuentra un vehículo que no cuente con la guía de movilización, se procede a la incautación del ganado. Villamil, afirmó fue necesario movilizar personal del ICA de otras regiones para atender la emergencia presentada en Boyacá.

Marbet Moreno



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook