¿Cómo afectaría a los clientes de Bankia y Caixabank una fusión?, ¿cambiarán las condiciones de las cuentas o hipotecas?


Caixabank y Bankia están analizando su posible fusión con el objetivo de crear el mayor banco del mercado español y fortalecerse frente a la dura crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus.

El Banco de España, y también el Banco Central Europeo (BCE), son partidarios de que los distintos bancos, especialmente los españoles, tiendan a procesos de fusión para tratar de buscar sinergias y ganar poderío financiero.

De momento, ambas entidades de crédito se encuentran en la fase de estudio y valoración de la viabilidad de la operación, por lo que todavía está por ver si se materializa, y cómo, dicha fusión. 

Por el momento ha trascendido que uno de los objetivos de la importante operación financiera sería conseguir una mayor eficiencia así como mejorar la rentabilidad para sus accionistas: la suma de los balances alcanzaría los 650.000 millones de euros.  

Pero ¿cómo afectaría a los clientes la fusión de CaixaBank y Bankia?

Según recalcan desde Helpmycash, “hasta que no se confirme, los detalles de la fusión están por ultimar, por lo que únicamente podemos hacer conjeturas sobre qué consecuencias tiene la fusión en las condiciones de los contratos de los cliente o qué pasará con el sistema de oficinas”.

Antonio Gallardo, experto financiero en iAhorro, explica a 20minutos: “La fusión de CaixaBank y Bankia conformará el mayor banco español con cambios para sus clientes. Lo normal es que CaixaBank la que lidera la operación mantenga su operativa y que la que se integre sea Bankia y sus clientes sean los que noten cambios. Si se aprueba, algunos serán rápidos, a corto plazo, los más tardará en verlos”.

¿Qué pasará con mis cuentas bancarias tras la fusión?

“Lo más probable es que las condiciones de las cuentas se mantengan como están ahora si la fusión se llevara a cabo, ya que la fusión no es una operación inmediata”, sostienen desde el comparador financiero. “Sin embargo, -advierten- los bancos pueden modificar las condiciones de las cuentas unilateralmente, haya habido fusión o no, por lo que no es algo que se pueda asegurar”. 

“Eso sí, en ese caso, la entidad debe notificar al cliente con dos meses de antelación en caso de modificar las condiciones de los contratos de cuentas bancarias para que este pueda valorar si decide mantener su cuenta o trasladarla a otra entidad”, explican.

Una de las consecuencias que los clientes de Bankia (el banco con unos niveles de rentabilidad más bajo de ambos) pueden ver es el cambio de numeración en sus cuentas bancarias. En cualquier caso, se trataría de una modificación que no generaría costes para el cliente.

Coincide Gallardo (iAhorro): “En un principio se mantendrán los números de cuenta. Es un cambio técnicamente que no supone ningún problema, aunque, si muchos verán modificado en el medio plazo por una causa, CaixaBank procurará que sus nuevos clientes trasladen sus productos actuales hacia sus cuentas principales que comercializa. Es decir, en un principio las condiciones se mantienen y luego se le comunicará nuevas condiciones, que el cliente podrá aceptar o no, si fuera así cambiándose a producto y/o entidad”.

Con respecto a los depósitos, garantizado su cobro, incluso para las cantidades no sujetas a la protección del Fondo de Garantía de Depósitos (por encima de 100.000 euros), “habrá que esperar a sus vencimientos para ver qué es lo que ofrece una entidad fusionada sí se produce este acuerdo”, indica.

CaixaBank
jordimiralles.com

¿Y qué hay de las hipotecas o préstamos?

“Si tenemos contratada una hipoteca o préstamos en una de las entidades y tenemos dudas sobre qué pasará con sus condiciones, como en el caso de las cuentas bancarias, el contrato se mantendrá intacto y sin cambios tras la fusión”, aseguran las fuentes de Helpmycash.  El plazo, tipo de interés, productos adicionales para su bonificación o comisiones serán los mismos tras el acuerdo de fusión de CaixaBank y Bankia. 

Los productos adicionales para conseguir una bonificación podrían verse alterados si sus condiciones no aparecen fijadas en la escritura de la hipoteca, pudiendo encarecer sus comisiones

En el caso de las hipotecas, en cambio, “los productos adicionales para conseguir una bonificación podrían verse alterados si sus condiciones no aparecen fijadas en la escritura de la hipoteca, pudiendo encarecer sus comisiones o abaratarse”, avisan desde el comparador.

Antonio Gallardo (iAhorro) afirma: “Si tiene un préstamo, todo seguirá igual, seguirá pagando lo mismo, no verá ningún cambio de condiciones. La entidad resultante de la fusión asume toda la cartera crediticia. Es decir, se mantienen tipos de interés, comisiones, y todas las condiciones estipuladas en el contrato”.

Al respecto, el experto financiero agrega que “la nueva entidad resultado de la fusión asume el resultado de pleitos y sentencias aún abiertos por temas como multidivisas o cláusulas suelo”.

¿Qué sucedería con mis domiciliaciones?

En cuanto a los recibos y domiciliaciones en la cuenta, es de esperar que se mantengan intactos y que sea el banco resultante de la fusión o el banco que ha absorbido al otro quien se ocupe de las gestiones de domiciliación, recalcan desde el comparador financiero. “El cliente no deberá de preocuparse por las domiciliaciones existentes. Sin embargo, sí deberá facilitar el nuevo IBAN para los nuevos pagos y avisar a su empresa del cambio de IBAN para la domiciliación de la nómina”, sostienen desde Helpmycash.

El cliente no deberá de preocuparse por las domiciliaciones existentes

¿Qué pasaría con mis tarjetas de crédito?

Como las tarjetas de crédito tienen un contrato de duración indefinida (al contrato de lo que ocurre con hipotecas, depósitos o créditos), “sí que podríamos ver cambios en las condiciones de nuestras tarjetas de crédito ante la fusión de Caixabank y Bankia”, indican.

Sí que podríamos ver cambios en las condiciones de las tarjetas de crédito

Las fuentes de Helpmycash explican: “Si somos clientes de Bankia y Caixabank absorbe su marca comercial, entonces es muy probable que las condiciones de nuestras tarjetas de crédito cambien y es probable que la nueva entidad nos envíe una nueva tarjeta con un número de cuenta asociado al nuevo banco. En cambio, si las marcas se mantienen o somos clientes de Caixabank, no debería haber cambios de condiciones asociados a la fusión de las entidades.

No obstante, de acuerdo con la Ley 16/2009 de servicios de pago, el banco deberá informarnos a través de cualquier medio duradero de cualquier cambio en las condiciones de cualquier producto con un mínimo de dos meses de antelación.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook