Carne, legumbres, pescados… guía para cocinar con las sobras del día anterior


Un tercio de toda la producción mundial de alimentos para consumo humano se se desperdicia cada año, lo que se traduce en 1.700 millones de toneladas perdidas, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). Esto supone un grave problema, no solo por la comida, sino por los recursos necesarios para su producción. 

Según una reciente encuesta realizada en 2020 por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), un 70% de los consumidores tira comida a la basura en su hogar. Aunque a la mayoría (89%) confiesa que desperdiciar alimentos no es ético, todavía sigue siendo un problema que se puede cambiar con pequeños hábitos en casa.

¿Qué podemos hacer con las sobras de pescados y carnes?

Para evitar el desperdicio de alimentos, la OCU recomienda seguir una serie de sencillos y prácticos consejos como cocinar las sobras de carnes, pescados, verduras, pasta o legumbres. Así, el primer paso es revisar la despensa y el frigorífico, comprobar las fechas de caducidad y aprovechar la comida que tenemos. 

En el caso de las sobras de pescados, una alternativa es ponerlos en escabeche si son azules. “Los restos de pescados blancos se pueden cocinar en salsa verde, hacer croquetas o preparar pudding“, aconseja la organización.

El tofu puede ser muy sabroso si se sabe cocinar.

¿Qué podemos hacer con las sobras de carne? Una receta que se puede hacer con las sobras de carne en salsa, filetes o hamburguesas es una lasaña. La carne guisada, por su parte, se puede congelar, mientras que las sobras de filetes ya empanados “se pueden poner en salsa de tomate o en trozos para una ensalada césar”. 

Otra opción es usar esa carne en guisos, sopas o para hacer croquetas o albóndigas. ¿Y si sobra pollo asado? Una alternativa ideal es utilizar la carne para hacer fajitas o congelarlo.

¿Qué se puede cocinar con los restos de legumbres?

En cuanto a las sobras de legumbres o verduras cocidas, la OCU recomienda utilizarlas para hacer cremas o purés. Algunas verduras se pueden utilizar para hacer tortilla como “las judías verdes, guisantes o espinacas cocidas”. 

Por otro lado, se puede preparar un plato de garbanzos con tomate frito o cebolla y “también se pueden utilizar para hacer albóndigas de pavo y garbanzos o hummus”. Y si no sabes qué hacer con los restos de arroz o pasta, “se pueden congelar y usar para otra vez”, concluye la organización. 

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook