Canadá y Grupo de Lima aumentan la presión internacional sobre Maduro


Nicolás Maduro durante un evento el miércoles 10 de abril en Caracas. Maduro anunció un acuerdo con la Cruz Roja para el ingreso de ayuda humanitaria al país, luego de que sostuviera un encuentro con el presidente del Comité Internacional de esta organización, Peter Maurer.

Nicolás Maduro durante un evento el miércoles 10 de abril en Caracas. Maduro anunció un acuerdo con la Cruz Roja para el ingreso de ayuda humanitaria al país, luego de que sostuviera un encuentro con el presidente del Comité Internacional de esta organización, Peter Maurer.

EFE






Canadá aplicó el lunes nuevas sanciones contra funcionarios chavistas y el Grupo de Lima exhortó a otros países a sumarse a los esfuerzos por restaurar la democracia en Venezuela, en medio de la lucha de la comunidad internacional por seguir arrinconando al atribulado régimen de Nicolás Maduro.

Las nuevas sanciones contra 43 funcionarios del chavismo —que incluyen al canciller de Maduro, Jorge Arreaza— incrementan el total de chavistas castigados por Ottawa a 113 y son aplicadas por la participación de estos individuos en la destrucción de la democracia venezolana.

Además de Arreaza, las sanciones fueron aplicadas contra el ministro de Economía, Simón Zerpa, y el de Petróleo, Manuel Quevedo, actual presidente de la estatal petrolera PDVSA.

Asimismo, entre los nuevos sancionados están los gobernadores de los estados de Zulia, Apure, Vargas y Carabobo, y el director del servicio de inteligencia (Sebin), Manuel Figuera. Previamente Canadá había castigado al propio Maduro y su esposa Cilia Flores, así como el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

Al igual que las medidas aplicadas por Washington, las sanciones canadienses incluyen la congelación de activos y la prohibición a los canadienses de realizar cualquier transacción financiera con personas específicas.

El anuncio tiene lugar cuando los 14 países que integran el llamado Grupo de Lima —entre los que figura Canadá— intentan que nuevos actores se sumen a los esfuerzos por encontrar una solución pacífica a la cada vez más grave crisis venezolana.

En la declaración final, surgida tras la XII cumbre de cancilleres del Grupo de Lima, la agrupación llamó a la comunidad internacional a favorecer el restablecimiento de la democracia en Venezuela y exhortó a China, Cuba, Rusia y Turquía a sumarse a este proceso “por el impacto negativo” que su apoyo al régimen de Nicolás Maduro causa a Latinoamérica.

En el pronunciamiento, emitido al final del encuentro sostenido el lunes en Santiago de Chile, el organismo exhortó también a las organizaciones internacionales a avanzar en el reconocimiento de los representantes designados por la Asamblea Nacional de Venezuela como los legítimos representantes de ese país.

Asimismo, llamó a los Estados que participan del Grupo Internacional de Contacto, “a socios regionales” como México, Uruguay y Bolivia, y otros miembros de la comunidad internacional, a profundizar el proceso de convergencia con el Grupo de Lima para exigir la celebración de elecciones libres, justas y transparentes en Venezuela.

El Grupo de Lima también llamó a la comunidad internacional a que continúe adoptando sanciones en contra del “régimen ilegítimo (del presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro y exhortan a poner a exclusiva disposición del Gobierno interino del presidente encargado Juan Guaidó los bienes pertenecientes al pueblo venezolano en el extranjero, conforme al ordenamiento jurídico de cada Estado”.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, encargado de leer la resolución final de la cumbre, enunció también un exhorto “al secretario general de Naciones Unidas, a la Asamblea General y al Consejo de Seguridad a tomar acciones para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad” en Venezuela.

De la misma forma, se llamó a esos actores “a brindar urgente asistencia humanitaria a la población y a los migrantes procedentes de Venezuela”.

Otro de los exhortos tuvo como destinatario a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, para “avanzar en el Examen Preliminar que lleva a cabo dicho organismo para determinar la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”.

El Grupo de Lima reiteró su apoyo “a un proceso pacífico de recuperación de la democracia y del Estado de derecho” en Venezuela conducido por los propios venezolanos, condenó “el uso de la fuerza por parte del régimen ilegítimo de Maduro” y rechazó cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar“.

Reiteró asimismo su apoyo al presidente de la Asamblea General de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por mas de 50 países, e hizo ”responsable personalmente a Maduro por la vida, libertad e integridad“ de Guaidó y del resto de miembros del Parlamento de la nación caribeña.

Además de Ampuero, en la reunión de este lunes del Grupo de Lima participaron los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Ernesto Araújo; Canadá, Christya Freeland; Colombia, Carlos Holmes Trujillo; Costa Rica, Manuel Ventura, y Perú, Néstor Popolizio.

Honduras y Panamá estuvieron representados por sus vicecancilleres, José Barahona Herrera y Luis Miguel Hincapié, respectivamente.

Ecuador, Guatemala, Guyana, Paraguay y Santa Lucía, por embajadores y otras autoridades y también estuvo en el encuentro Julio Borges, representante diplomático de Guaidó ante el Grupo de Lima.

El Grupo de Lima definió que la próxima cumbre de cancilleres tendrá lugar en Guatemala, en una fecha aún por definir, y acordó también convocar en Lima a una Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela con la participación de todos los Estados que respaldan la recuperación democrática en ese país.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook