así es el perfil del paciente con Covid-19 persistente


“Nunca he visto una infección con esta amplia gama de manifestaciones”, admitió hace poco el virólogo Anthony Fauci. Llevamos casi un año con la Covid-19 y todavía no conocemos del todo. La última novedad que aloja más incertidumbre tiene que ver con las secuelas de esta infección. De hecho, los investigadores ya han puesto sobre la mesa los efectos del SARS-CoV-2 en el organismo tras la infección. Este mismo miércoles ha sido publicada una encuesta que expone que los pacientes más afectados son las mujeres de unos 43 años de media y que padecen síntomas resistentes hasta 185 días después de pasar la enfermedad. 

Este es el resultado de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y los colectivos de afectados Long Covid Acts entre el 13 de julio y el 14 de octubre de este año a 2.120 infectados en la primera ola, la mitad hombres y la otra mujeres. Del total, 1.834 son enfermos que presentan síntomas compatibles de Covid-19 persistente o de larga duración. La mitad de los enfermos tenían edades comprendidas entre los 36 y los 50 años de edad y procedían de las comunidades autónomas de Madrid (35%) y Cataluña (30%), que fueron las más castigadas al principio de la pandemia. 

Además, cabe señalar que se considera afectado cuando se ha tenido una media de 36 síntomas de los observados en el estudio. Estos, de forme general, suelen ir desde el cansancio hasta problemas cardíacos, neurológicos, psicológicos o pulmonares. Estos síntomas cambian la vida de las personas que los presentan ya que dificulta su día a día y disminuye su calidad de vida. Así lo ha explicado a 20minutos la doctora Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta y responsable de investigación de la SEMG y que ha dirigido la encuesta. 

“Personas que han tenido una enfermedad aguda, sin que haya peligro vital en su trayectoria. Personas jóvenes (43 años de media). Básicamente mujeres. No han tenido patologías y si es así eran leves. Y que padecen de una media de 36 síntomas que suelen persistir durante seis meses”, señala la doctora. Añade que esto revela que todavía hay muchas cosas que no conocimos sobre el nuevo virus y que es fundamental conocer la causa de estas secuelas. “Es muy frecuente que el virus se convierta en síndrome post-viral, pero no que dure meses”, reflexiona. 

¿Qué síntomas se dan?

La investigación ha revelado que existen como 200 síntomas que han persistido en los encuestados y que les han dificultado el día a día. Ya no pueden trabajar ni desarrollar una vida social o familiar en las mismas condiciones. Los síntomas más frecuentes son cansancio o astenia, malestar general, dolores de cabeza, bajo estado de ánimo, dolores musculares o mialgias. A ellos se les une otros que se repiten que es la falta de aire o disnea, dolores articulares, falta de concentración o déficit atención, dolor de espalda, presión en el pecho, ansiedad, febrícula, tos, fallos de memoria, dolor en el cuello o en las cervicales, diarrea, dolor torácico, palpitaciones, mareos y hormigueos en las extremidades o parestesias en último lugar. 

En cuanto a la afectación de los órganos, el 50% de los encuestados tiene 7 áreas afectadas, siendo las más frecuentes los síntomas generales, las alteraciones neurológica, los problemas psicológicos o emocionales, los problemas del aparato locomotor, los problemas respiratorios, las alteraciones digestivas, las alteraciones cardiovasculares, las alteraciones otorrinolaringológicas, las alteraciones oftalmológicas, alteraciones dermatológicas, alteraciones de la coagulación y las alteraciones nefrourológicas.

Gráfico de los síntomas más frecuentes que persisten después de la Covid.
SEMG

“Si no revierten estos síntomas, sería muy preocupante”

“Hay que buscar nuevas herramientas” 

La doctora Pilar Rodríguez señala que “necesitamos un tipo nuevo de pruebas adaptadas a la situación o buscar en lugares diferentes” porque, al ser una enfermedad desconocida y nueva, “las herramientas de las que disponemos no identifican el problema”. Cuando los pacientes Covid con síntomas persistentes acuden al médico no se les suele identificar la causa de su dolencia ni hay tratamiento para ellos. “Tenemos que saber cómo explorarla”, reclama la investigadora. 

“No es una cosa leve. Afecta a mucha gente joven”

“Si no revierten estos síntomas, sería muy preocupante”, clama Rodríguez y agrega que “no se suelen producir síntomas aislados” y que, normalmente revierten en algunas personas. Una de las soluciones que propone es encontrar tratamientos específicos durante la infección o cuando presenten síntomas persistentes para poder aplicarlo a estos pacientes y conseguir revertirlo. También apunta que es fundamental saber reconocer el perfil de estas personas para prevenir y alertar. “Tenemos que divulgar y pedir a los ciudadanos que tengan cuidado, ya que a los jóvenes si no les mata el virus, les deja síntomas persistentes”.

Silvia Guerrero es doctora en bioquímica y biología molecular y miembro de la asociación de afectados Long Covid Acts, pero también una afectada más, alerta: “No es una cosa leve. Afecta a mucha gente joven”.  Cuenta que ella ha tenido que someterse a dos rehabilitaciones, pese a que los médicos no han encontrado una solución a su situación.

“Necesitamos acompañamiento e investigación”

Ana Kemp, otra afectada, dice que lleva desde el 18 de marzo enferma y que se siente “sola y aislada”. “Sufrimos falta de comprensión por parte de compañeros y estigma. Necesitamos elreconocimiento. Estamos cansados de demostrar que estamos enfermos”, clama. 

“Necesitamos acompañamiento e investigación”, piden los afectados. Ellas quieren saber el por qué les pasa esto para poder acceder a un tratamiento.” Muchos nos sentimos olvidados por las instituciones. La Covid resistente es un gran problema. No estamos figurados ni entre los enfermos ni entre los recuperados”, añaden. 

“No puedo leer ni dos líneas. No solo libro”, añade Guerrero que explica las lagunas mentales y la falta de atención. Para ella es algo inexplicable si no le pasa a uno. Por su parte Kemp, dice que ella es traductora y lleva 28 años en España y que muchas veces al realizar su trabajo encuentra dificultades. “Ha sido como despertarme en un cuerpo menos inteligente”, narra. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook