Argus: Otra potencial catástrofe ambiental se gesta en aguas de Venezuela



El FSO Nabarina es un buque de doble casco sin motor y sin timón, que funciona como una unidad flotante de almacenamiento de petróleo | Foro Eudis Girot

 

Otra potencial catástrofe ambiental potencial se está gestando frente a la costa de Venezuela, donde un petrolero de almacenamiento flotante que contiene hasta 1,2 millones de barriles de crudo está en riesgo de hundirse.

Por Argus Media | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

El Nabarima, con bandera venezolana, anclado en el campo offshore Corocoro en el golfo de Paria, se inclina a estribor, inundando la sala de máquinas y los compartimentos cercanos, según tres empleados venezolanos de la empresa conjunta PetroSucre que opera el campo.

La estatal venezolana Pdvsa opera PetroSucre. Su socio minoritario es la italiana Eni con una participación del 26%.

Los niveles de agua de mar en la sala de máquinas y otros compartimentos tenían hasta 5 pies (1,52 m) de profundidad, y las mediciones tomadas ayer temprano muestran que los niveles continúan aumentando a pesar de los esfuerzos de Pdvsa por bombearla para que se puedan reparar las fugas, dijo uno de los trabajadores de PetroSucre a Argus.

“La sala de máquinas está tan inundada que no hay posibilidad de que Nabarima pueda navegar por sus propios medios hasta una terminal para descargar el petróleo”, agregó el trabajador.

El Nabarima , un pequeño VLCC construido en 2005, ha estado amarrado en el campo Corocoro desde al menos 2015, según el Ministerio de Petróleo de Venezuela.

Pdvsa no ha mantenido el petrolero adecuadamente durante más de cinco años, dijeron los trabajadores de PetroSucre. El personal no calificado contratado por Pdvsa para cubrir las brechas de mano de obra cuando los trabajadores calificados abandonan la empresa dañaron el equipo de la embarcación, incluidas las bombas de agua y los sistemas de descarga, agregaron los trabajadores.

PetroSucre estaba produciendo y exportando alrededor de 11.000 b / d de crudo a la filial de refinación estadounidense de Pdvsa, Citgo, hasta que EE.UU. impuso sanciones petroleras a Venezuela en enero de 2019, dijo un funcionario de marketing internacional de Pdvsa.

Un funcionario de la oficina de Eni en Caracas declinó hacer comentarios. No se pudo llegar a la sede de Eni de inmediato.

La Sociedad Venezolana de Ecología, que está monitoreando la situación, advierte que si el Nabarima se hunde, podría desencadenar el peor desastre ambiental marino en la historia del país y afectar potencialmente las pesquerías y las costas de Trinidad y Tobago.

Un alto ejecutivo de negocios en Puerto España confirmó que el hundimiento del petrolero está generando preocupaciones locales.

Los intercambiadores de calor dañados en la refinería El Palito de Pdvsa derramaron hasta 25.000 barriles de petróleo en el Golfo Triste en julio y agosto, contaminando pesquerías y manglares en la costa de los estados de Carabobo y Falcón.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook