apostar por el comercio de barrio con la comodidad del ecommerce


El pequeño comercio cada vez se suma más al mundo digital, empujado especialmente por la situación sanitaria actual, pero dentro de una dinámica que ha venido siendo constante en cuanto a crecimiento en los últimos años.

Se calcula que los consumidores, que parece que por fin han perdido el miedo y los prejuicios al canal online, van a comprar en España bienes por valor de 30.000 millones de euros en 2020 a través de medios digitales. No solo eso: el porcentaje de españoles que compró en internet productos de gran consumo ha crecido con respecto al año pasado, pasando del 16,8% al 28,9% entre el primer semestre de 2019 y el de 2020.

Sin embargo, todo este aumento se produce de forma paralela también a una revalorización del producto de proximidad y, según un reciente estudio de Mastercard, un 77% de los españoles compra ahora más en los comercios de sus barrios que hace un año. Lo hacen, además, de forma consciente, para ayudar a las comunidades locales a recuperarse.

¿Es posible una fórmula que combine la comodidad que supone comprar desde tu sofá y que te traigan a casa un producto con la generación de riqueza en tu barrio, en los comercios de tu ciudad? Los expertos tienen claro que no solo es posible, sino que es muy recomendable y probablemente una de las mejores soluciones a la crisis actual y a la decadencia de la tienda física en un mundo cada vez más digitalizado.

“Está claro que el comercio de proximidad debe hacerse relevante en el plano digital”, indica David Rey, director general de zerca!, “pero es el consumidor quien tiene la última palabra. Cuando de entre la oferta online elige tiendas locales, apuesta por un modelo de ciudad más sostenible económica, social y medioambientalmente. Hablamos de un paradigma de consumo con menor impacto ecológico -la logística de última milla emite menos gases efecto invernadero que la logística de los grandes operadores online– y dinamizador de la economía y el empleo locales”.

Mantener los pequeños negocios abiertos en la Era Digital va a exigir combinar un modelo mixto de tienda online y física.
Mantener los pequeños negocios abiertos en la Era Digital va a exigir combinar un modelo mixto de tienda online y física.
Freepik

Los que no dan el paso es porque no saben cómo hacerlo

Mientras que a las grandes compañías la crisis les ha servido como un empujón para acelerar su transformación digital, con cifras muy positivas -el 69% de los líderes de negocio en España ha impulsado de alguna forma la digitalización en sus empresas-, los pequeños comercios se van quedando atrás, y en muchas ocasiones por puro desconocimiento.

Un informe reciente de la empresa de software GoDaddy arroja el alarmante dato de que el 78% de los autónomos y las pymes españolas no dan el paso al mundo digital porque ignoran el proceso. Es decir: casi 8 de cada 10 encuestados no tienen página web porque no saben los pasos que deben seguir para ponerla en marcha.

En un entorno en el que se prevé que el 30% de las compras navideñas sea online, estar en internet se ha convertido en condición sine qua non.

“Hay que entender las necesidades de las tiendas locales ante el proceso de digitalización”, señala Rey. “Nuestro marketplace, zerca.com, ofrece acompañamiento desde el primer minuto. Un consultor se desplazará hasta la tienda, las veces que sea necesario y en el horario que al comerciante le convenga, y se ocupará de formarle y acompañarle durante las primeras semanas en la plataforma, sin ningún coste económico ni necesidad de adquirir equipamiento tecnológico alguno”.

Descarga Estudio The Future is Now de Adobe

Ventajas de comprar online productos de proximidad

La comodidad es la primera ventaja de comprar online. Como decíamos, poder adquirir lo que necesitas mientras estás tranquilo y confortable en tu casa es una maravilla del siglo XXI a la que ya no queremos renunciar. Si a esto le añades el valor de los productos de proximidad, estás haciendo una compra redonda.

¿Por qué? Porque comprando en el comercio de debajo de tu casa estás dando valor a tu entorno, contribuyendo a la economía y al empleo locales.

Además, también es un tipo de compra más responsable medioambientalmente hablando, ya que es más sostenible: no necesitas grandes medios de transporte para que los productos que has adquirido lleguen hasta la puerta de tu casa.

“El consumidor de esta nueva normalidad se hace preguntas”, explica el director general de zerca!. “¿Hasta qué punto es sostenible comprar un bolígrafo en un gigante del ecommerce y que este viaje desde el almacén logístico central hasta el centro de distribución de mi ciudad, para que luego un repartidor llegue en furgoneta hasta la puerta de casa y lo suba? ¡Medioambientalmente es un despropósito!”, destaca Rey.

Como alternativa, cuenta, en zerca.com se da al usuario la opción de recoger el producto en tienda, “y si prefiere que se lo llevemos a casa será Correos quien se encargue de hacerlo, asignando la tarea a los carteros que todos los días visitan nuestro edificio. El impacto ecológico de una y otra fórmula es radicalmente distinto”, añade.

Los ecommerce de pequeñas tiendas permiten comprar online y recogerlo en persona.
Los ecommerce de pequeñas tiendas permiten comprar online y recogerlo en persona.
Freepik

Por otro lado, la proximidad conlleva un elemento de cercanía con el vendedor. Ya no es solo que el hecho de tenerlo cerca te posibilite un asesoramiento personalizado, es que a ese vendedor le interesa que tu experiencia de compra sea satisfactoria para que vuelvas, para que lo cuentes y para que su tienda sea sinónimo de calidad. Recuerda que el boca a boca es muy importante.

En ese sentido, la digitalización ayuda a los pequeños comercios no solo a vender, si no a hacerse visibles. Las páginas web, tiendas online y redes sociales se han convertido en el escaparate al mundo de estos negocios, especialmente durante este 2020 tan atípico.

El asesoramiento implica cierta confianza con quien te vende, de manera que se crea una relación con esa persona y te puedes apoyar en ella -seguramente, en la frutería a la que vas desde toda la vida te recomiendan a veces llevarte manzanas y otras no, porque no han venido tan buenas, pero llévate melocotones que están de muerte-.

¿Y cuesta más? No, solo por el hecho de ser pequeño comercio no tiene que ser más caro. El coste no es mayor que comprar en otras plataformas.

Por último, es probable que esa pequeña tienda tenga detrás una historia, una apuesta humana. Muchas son comercios ‘de toda la vida’, negocios familiares que forman parte de la idiosincrasia de tu ciudad, y que sin ellos las calles perderían gran parte de su vida.

Para que ninguno caiga en el olvido y para ayudarles en su proceso de transformación digital, zerca! está impulsando una potente red de comercios en el entorno digital, que ya cuenta con más de 1.000 negocios de proximidad en curso de adhesión y sigue creciendo en toda España. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook