Antiinflamatorios naturales para tratar el dolor articular


Las semillas de lino o linaza pueden ayudar a aliviar el dolor articular.

La inflamación de una rodilla por desgaste de la articulación o el dolor en los dedos de las manos, son procesos habituales que casi siempre te obligan a tener que recurrir a un fármaco para eliminar dicha molestia.

Para estos casos, siempre deberás seguir en primer lugar las prescripciones médicas, pero cuando estés en casa y sientas la necesidad de tomarte un calmante o el clásico ibuprofeno, podrías recurrir antes a estos antiinflamatorios naturales.

1. El romero

El romero es una hierba aromática y medicinal muy habitual en la dieta mediterránea, que aporta un sabor característico a los platos y que, además, es muy utilizada en todo tipo de remedios caseros. ¿Sabías además que tiene la propiedad de actuar del mismo modo que un calmante? Es estupenda para reducir todo tipo de dolores articulares.

Esto se debe, básicamente, a que en su composición dispone de ácido ursólico, el cual combate de forma muy efectiva este tipo de infecciones que se producen alrededor de los cartílagos o en las articulaciones de manos y rodillas.

Ingredientes

200 gramos de romero.
2 vasos de agua (400 ml).

Procedimiento

No tienes más que realizar una infusión. Cuando el agua esté hirviendo, añade las ramitas de romero para que se destilen las propiedades a lo largo de 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose. Puedes tomar dos tazas al día.

2.- La cúrcuma

Esta especia, originaria de Asia y que aporta un atractivo color a tus comidas, es fabulosa para tratar el dolor articular.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes, combate muy adecuadamente todos estos procesos infecciosos en que el cuerpo debe reparar, y desintoxica cualquier tejido herido.

Para beneficiarte de la cúrcuma, puedes prepararte una rica infusión del siguiente modo:

Ingredientes

Una cucharada de cúrcuma (20 gramos).
3 tazas de agua (750 ml).
3 cucharadas de miel (60 gramos).

Procedimiento
Empieza calentando el agua. Cuando veas que ha empezado a hervir, añade la cucharada de cúrcuma. Verás que, de inmediato, el agua adquiere un color amarillento muy atractivo. Permite que siga en ebullición durante 10 minutos para, después, dejar que repose.

¿Siguiente paso? Cuela el contenido y añade las tres cucharadas de miel. Puedes ir bebiendo con regularidad a lo largo de todo el día para tratar la inflamación y el dolor articular. ¡Muy fácil!

3.- El jengibre

Esta raíz medicinal es, posiblemente, uno de los mejores antiinflamatorios naturales, muy adecuado también para tratar los procesos relacionados con el dolor articular.

Ingredientes

200 gramos de raíz de jengibre rallada.
Dos vasos de agua (400 ml).
2 cucharadas de miel.

Procedimiento

Al igual que en los ejemplos anteriores, harás una infusión con la planta medicinal. En este caso, cuando el agua esté hirviendo, añade el jengibre para que se haga una cocción a lo largo de 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose 10 minutos para, después, colar el contenido.

El siguiente paso será añadir las dos cucharadas de miel. Como ves, la miel es un ingrediente imprescindible en este tipo de remedios, ya que, gracias a sus propiedades naturales, también combate muy efectivamente todo tipo de dolor articular. Recuerda beber dos tazas al día. Te dará buen resultado.

4.-  Lino o linaza

Las semillas de lino o linaza se pueden encontrar fácilmente en tiendas naturales especializadas. No son caras y actúan como antiinflamatorios naturales para tratar el dolor articular debido a su composición a base de Omega-3 de origen natural.

Gracias a ello, refuerzas tu sistema inmune y ayudas a tu cuerpo a combatir esas infecciones que se crean alrededor de las articulaciones. Merece la pena recordar que, a la hora de tomar Omega-3, siempre será más recomendable que sea de origen vegetal, porque si procede de grasas animales, conseguirás todo lo contrario, es decir, inflamarte.

¿Cómo debes tomar las semillas de lino o linaza?

Tomaras dos cucharadas diarias (unos 40 gramos). Puede ser de forma natural o añadiéndolas en tus ensaladas, pero nunca las cocines, porque entonces perderás gran parte de ese Omega-3 y, además, las digerirás mal.

Así que, recuerda: tómalas de forma natural cada día.

Puedes recurrir a estos antiinflamatorios naturales, pero siempre debes seguir cada recomendación que te den tus médicos.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/JxG0tjJAUyX3bsyMuiYMPh

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook