Alertan de una nueva cepa de coronavirus en cerdos con potencial para infectar a humanos


Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte han alertado de la existencia de una cepa de coronavirus, conocida como coronavirus del síndrome de diarrea aguda porcina (SADS-CoV) con potencial suficiente para infectar también a los humanos.

Este virus surgió de los murciélagos y lleva infectando a piaras de cerdos en toda China desde que fue descubierto en 2016. Los hallazgos han sido publicados esta semana en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

En el estudio, los investigadores demostraron en pruebas de laboratorio que el virus SADS-CoV se replica de manera eficiente en las vías respiratorias humanas y las células intestinales.

Según explican, aunque el virus pertenece a la misma familia que el betacoronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad de la Covid-19 en humanos, el SADS-CoV es un alfacoronavirus que en los cerdos causa una enfermedad gastrointestinal, en concreto, “diarrea y vómitos graves, y ha sido especialmente mortal en lechones jóvenes”.

Ralph Baric, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Gillings, ha indicado que “si bien muchos investigadores se centran en el potencial emergente de los betacoronavirus como el SARS y el MERS, la preocupación en torno a los alfacoronavirus pueden resultar igualmente prominentes, si no mayores, para la salud humana, dado su potencial para saltar rápidamente entre especies”, ha alertado en un comunicado de la Universidad de Carolina del Norte.

Caitlin Edwards, autora principal del estudio, decidió probar varios tipos de células infectándolas con una forma sintética de SADS-CoV y comprender así cómo de alto puede ser el riesgo de contaminación entre especies. Según las evidencias de este estudio, una amplia gama de células de mamíferos, incluidas las células intestinales y pulmonares humanas, son susceptibles a la infección de este virus.

Según los hallazgos de Edwards, el SADS-CoV ha mostrado una mayor tasa de crecimiento en las células intestinales humanas, a diferencia del SARS-CoV-2, que infecta principalmente las células pulmonares.

Tal y como ha explicado la investigadora, “el SADS-CoV se deriva de los coronavirus de murciélago llamados HKU2, que es un grupo heterogéneo de virus con distribución mundial”. Aunque “es imposible predecir si este virus, o una cepa de murciélago HKU2 estrechamente relacionada, podría surgir e infectar poblaciones humanas”, la autora resalta que “la amplia gama de huéspedes de SADS-CoV, junto con la capacidad de replicarse en células primarias de pulmón y entéricas humanas, demuestra un riesgo potencial de eventos de emergencia futuros en poblaciones humanas y animales”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook