ADN podría salvar a condenado a muerte en Tennessee


AP

Una jueza ordenó el miércoles aplicarle pruebas de ADN a un cuchillo y otras pruebas en el caso de un hombre negro preso en Tennessee que fue condenado a muerte en diciembre por el asesinato a puñaladas de una mujer y su hija hace 33 años.

La jueza del condado de Shelby, Paula Skahan, falló a favor de los abogados de Pervis Payne, quien en julio solicitó las pruebas de ADN. La jueza decidió que la evidencia sea enviada a un laboratorio de California contratado por los abogados defensores a fin de realizar pruebas aceleradas sin costo para el estado.

Payne, de 53 años, está programado para ser ejecutado el 3 de diciembre en Nashville. Los abogados de Payne esperan que pueda ser exonerado si no se encuentra su ADN en el cuchillo y otros artículos, o si se descubre el ADN de otro hombre en la evidencia.

Payne siempre ha mantenido su inocencia en las muertes a puñaladas de Charisse Christopher y su hija de 2 años, Lacie Jo, ocurridas en 1987. El hijo de Christopher, Nicholas, que tenía 3 años en ese momento, también fue apuñalado, pero sobrevivió.

Payne le dijo a la policía que estaba en el edificio de apartamentos de Christopher para reunirse con su novia cuando vio a un hombre con ropa ensangrentada pasar corriendo junto a él. Payne, que es de raza negra, ha dicho que encontró a las víctimas, que eran blancas, y que trató de ayudarlas, pero que luego entró en pánico cuando vio a un policía blanco, por lo que trató de escapar.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock
Facebook