abrazaba a los bebés prematuros cuando sus padres no podían


David Deutchman ha permanecido los últimos 15 años de su vida a cuidar de bebés recién nacidos prematuros después de jubilarse.

Este lunes, un día antes del Día Mundial del Prematuro, se ha muerto debido a un cáncer de páncreas, según informa Today.

En el Hospital de Atlanta Children’s Healthcare en Estados Unidos le conocían como “el abuelo de la UCI”, por su labor de voluntariado con los más pequeños cuando sus padres no podían estar con ellos.

Hace tres años, el mismo hospital hizo una publicación contando su historia y enseguida se hizo viral.

Muchas madres y padres le calificaron como “ángel” al ver como sus hijos dormían plácidamente en sus brazos.

Los martes jugaba con los niños más mayores de la UCI pediátrica y los jueves los dedicaba a abrazar a los bebés de la UCI neonatal.

“El voluntariado enriqueció absolutamente su vida“, ha reconocido su hija.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook