8 partes médicos y 35 partidos perdidos en poco más de un año


La ilusión de Eden Hazard de jugar en el Real Madrid lleva ya varios meses convertida en desesperanza. Una pesadilla que frecuenta los sueños del futbolista belga que llegaba con el cartel de superestrella y heredero de Cristiano Ronaldo y su ‘7’ y, por ahora, no parece más que una mala imitación del jugador que deslumbró en el Chelsea. 

El extremo acumula desgracia tras desgracia, y parece que lo suyo es la crónica de una muerte anunciada, ya que, después de debutar con el ’50’ en la pretemporada de 2019, una lesión muscular le impidió debutar en liga en los primeros encuentros oficiales del Real Madrid la pasada campaña. Tras casi un mes de baja y tres partidos perdidos, pudo debutar finalmente con los blancos.

Tras un arranque de temporada relativamente regular (se perdió otro partido por un hematoma en el tobillo), su calvario real comenzó en diciembre, cuando su compatriota Meunier le lesionó en un partido contra el PSG por el que estuvo más de dos meses de baja, perdiéndose 17 partidos, por una fisura en el pie. 

Como mencionábamos, una pesadilla recurrente, ya que, después de volver a principios de febrero, duró dos semanas hasta volver a romperse. Esta vez, durante 76 días, a causa de una fisura en el peroné de la que le costó recuperarse. “Afortunadamente”, el parón por coronavirus le favoreció para no perderse tantos partidos desde finales de febrero hasta mayo, asuentándose solo en tres encuentros.

Un mes entre su recuperación y el re-debut en liga, para a las dos semanas, perderse otros dos encuentros por un golpe, terminando su primera temporada de blanco con cinco lesiones y 26 partidos de baja. Sin embargo, el belga quiso hacer borrón para esta temporada y empezar de cero… pero su cuerpo no compartía sus intenciones.

Eden Hazard en un entrenamiento del Real Madrid.

Durante todo el mes de septiembre Hazard estuvo de baja por un traumatismo y, tras perderse tres partidos y recibir el alta médica, el Madrid emitió otro parte anunciando que sufrió una lesión muscular por la que, una vez más, estuvo otro mes fuera siendo baja en seis partidos, volviendo el pasado 27 de octubre.

Tras dos actuaciones contra Huesca, con su segundo gol de blanco incluido, y contra el Inter, empezando a retomar la forma, ahora vuelve a ser baja por su positivo en coronavirus. Por ahora es baja segura este domingo contra el Valencia, y gracias al parón de selecciones, este puede ser el único en el que se ausente. Si la enfermedad le trata bien, podría estar disponible 21 de noviembre contra el Villarreal.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook