Uso de antibióticos incrementa propensión a enfermedades virales en ratones


CHICAGO, 28 mar (Xinhua) — Un estudio de la Escuela de Medicina en San Luis de la Universidad de Washington mostró que los ratones son más propensos a la enfermedad del Nilo Occidental si recientemente tomaron antibióticos que cambian la composición de su comunidad bacteriana intestinal.

Los investigadores dieron a los ratones un placebo o un cóctel de cuatro antibióticos (vancomicina, neomicina, ampicilina y metronidazol) durante dos semanas antes de inyectarles el virus del Nilo Occidental.

Cerca del 80 por ciento de los ratones que no recibieron antibióticos sobrevivieron a la infección, pero sólo el 20 por ciento de los ratones tratados con antibióticos sobrevivió.

Experimentos posteriores mostraron que los ratones se encuentran en riesgo alto durante más de una semana después de que concluye el tratamiento con antibióticos y que sólo se necesitan tres días de tratamiento con antibióticos para elevar el riesgo de los ratones a morir por contagio con el virus del Nilo Occidental.

Para descubrir si la creciente propensión a la infección viral está vinculada con los cambios en las bacterias intestinales, los investigadores hicieron pruebas con los cuatro antibióticos combinados y por separado.

El tratamiento con ampicilina o vancomicina aumentaron la probabilidad de morir a causa del virus del Nilo Occidental, pero la neomicina no. El metronidazol no tuvo efecto por sí solo, pero amplificó los efectos de la ampicilina o la vancomicina.

Además, los distintos tratamientos con antibióticos condujeron a cambios en la comunidad bacteriana en el intestino correlacionados con la vulnerabilidad a la infección viral.

“Una vez que abollas la comunidad microbiana, cosas inesperadas ocurren”, dijo Larissa Thackray, profesora adjunta de medicina de la Universidad de Washington. “Algunos grupos de bacterias merman y crecen otras especies diferentes”.

Los investigadores hicieron pruebas a las células inmunológicas de los ratones tratados con antibióticos y encontraron que tenían bajos números de las importantes células T. Normalmente, durante una infección las células T que reconocen el virus invasor se multiplican y desempeñan un papel crucial en el control de la infección. Los ratones tratados con antibióticos generaron menos células T.

El estudio se realizó en ratones y ahora se tiene que confirmar en personas, cuya microbiota normalmente contiene una colección de bacterias distinta a la de los ratones, dijeron los investigadores. Aunque los hallazgos sugieren que tomar antibióticos cuando no es necesario resulta imprudente.

El estudio fue publicado el martes en Cell Reports.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook